Archivo de la categoría: arte

Famosas Vistas de las más de 60 Provincias de Hiroshige

Si hace setecientas viñetas el maestro Hokusai daba pie con su Gran Ola de Kanagawa a la introducción del grabado japonés ukiyo-e en la tira de Aliphant, el elegido para el homenaje de la ilustración 1100ª ha recaído en el maestro Hiroshige, uno de los últimos representantes de esta corriente de paisajismo oriental con recursos técnicos occidentales.

Hiroshige andaba en 1855 en plena confección de sus «Famosas Vistas de las 60 y Más Provincias», una de sus últimas colecciones pues el cólera le arrebataría los pinceles en 1858. En ese preciso año, su interpretación de los imponentes remolinos marinos del estrecho de Naruto creó un icono de la representación de la naturaleza en su estado más salvaje que sigue impresionando en nuestros días.

Estos remolinos, causados por las mareas y la diferencia de nivel del mar a ambos lados de este estrecho inspiraron el plato de surimi Narutomaki, en el que se dibuja una espiral que finalmente dio nombre al personaje de manga Naruto Uzumaki, pero también son una forma en japonés de referirse a l

a arroba del teclado. En cuanto a su sentido de rotación, por su tamaño está más condicionado por la forma de la costa cercana que por el efecto Coriolis, pero al menos en el que reprodujo Hiroshige, parece que ya no respetaba el sentido de la rotación que le corresponde al hemisferio norte, para disgusto de Bart Simpson. 

Aliphant MC – Famosas Vistas de las más de 60 Provincias de Hiroshige

El Tapiz de Bayeux

Tras prometer que la introducción de esta viñeta no puede resultar más larga que el propio dibujo, y se trata sin duda del más largo hasta la fecha, se debe aclarar que el Tapiz de Bayeux, testimonio prácticamente periodístico de la Batalla de Hastings de 1076, ni es un tapiz ni se elaboró en Bayeux, Normandía, donde todavía se conserva.

Se trata en realidad de una bufanda de lana de 50 cm  por 70 metros en la que, probablemente las manos habilidosas de unas monjas inglesas anónimas cosieron los parches con las figuras que representan los acontecimientos que rodearon a la famosa Batalla de Hastings, la última vez en que el territorio inglés fue invadido con éxito.

Tal proeza artística, que ha perdurado más de un milenio, fue objeto de la codicia de Napoleón y de Hitler, que la entendieron como un testimonio de que a Inglaterra se la puede conquistar.

La adaptación aliphantiana no cuenta esta batalla, sino la primera secuencia de viñetas de Aliphant que formaron una historia, de la 214 a la 232, y es que el tapiz de Bayeux es uno de los primeros ejemplos de tira cómica del mundo, incluyendo una escena de humor físico.

Aliphant MLXXV Tapiz de Bayeux

William Blake’s Aliphant

Recrear el estilo de los grabados del poeta, pintor y místico británico William Blake (1754-1827) no entraña sólo dificultad por su estilo casi escultórico y precursor del hieratismo del movimiento prerrafaelita sino también por la multiplicidad de las referencias.

La obra de Blake fue publicada por el artista junto con su esposa como una serie limitada de grabados a los que daban color a mano, de manera que cada ilustración resultante era diferente de la anterior, tanto en tonalidad y sombreado como en los detalles destacados en la pintura sobre la línea base del grabado. Blake quería mostrar las imágenes apocalípticas de las que era testigo de primera fila y las acompañaba con sus propios textos de profecías.

En esta viñeta se combinan detalles de El Creador, Cristo en el Sepulcro guardado por Ángeles y una página del Libro de Job que hace referencia a dos bestias míticas, el marino Leviatán y su enemigo el monstruo terrestre Behemot, posiblemente un rinoceronte o un hipopótamo, aunque no se descarta que se tratara de un elefante. 

Aliphant ML William Blake’s Aliphant

Bordando el Manto Terrestre

De entre las más grandes figuras del surrealismo y de origen gerundense, su excepcional dominio de la técnica y una fantasía desbordante le consiguieron un éxito considerable. Pero su apoteosis tuvo lugar durante su exilio en México y, falleciendo con 54 años, Remedios Varo no tuvo el prestigio en su propio país como Salvador Dalí, ni disfrutó de la longevidad de

Joan Miró; probablemente lo único en lo que éste superó al resto.

Como hija de un ingeniero de obras hidráulicas, Varo siempre valoró el uso de la perspectiva cónica con 2 o 3 puntos de fuga, y gracias al apoyo paterno, cursó una carrera artística y conoció a otros pintores de renombre en París. Con la Guerra Civil optó por un exilio que se complicó con la Segunda Guerra Mundial.Tras no pocas vicisitudes, eligió como destino México, donde pasó los últimos 21 años de su vida, aunque no se llegó a nacionalizar ni a desviarse de sus líneas creativas establecidas

Sus obras evocan planos oníricos y fantasía que se retrotraen a El Bosco y Goya, con un lenguaje plástico medieval que podría haber creado una escuela como la de los prerrafaelitas en Reino Unido.»Bordando el Manto Terrestre» contiene la esencia de los creadores de mundos como la propia Remedios Varo o su amiga Leonora Carrington y clramene entronca con los diseñadores de bases de Datos visuales para la simulación de hoy en día.

Aliphant MXXV Bordando el Manto ANTiano de Remedios Varo con Aliphant

L’Obsolescence Programmant le Peuple par Delacroix

Imagínese: París, 1830. Carlos X, el segundo hermano de Luis XVI que llegó a reinar en Francia quiso volver atrás en el tiempo y lograr una Francia grande otra vez, obviando la sangría de la Revolución francesa o las guerras napoleónicas que habían enfrentado a buena parte del mundo conocido en una contienda que afectó sobremanera a la población civil. La revuelta apenas duró tres días pero fue seguida a cierta distancia de seguridad por intelectuales como el escritor Victor Hugo o el pintor Eugène Delacroix. Como resultado de esta revuelta sin chalecos amarillos, Luis Felipe de Orleans sucedió a Carlos X hasta la siguiente revolución de 1848.

Delacroix, en línea con otros pintores románticos de su época supo despertar el alma patriótica de sus conciudadanos a través de sus cuadros cargados de simbolismo. El propio Hugo reconocía que, en su novela de Los Miserables, el cuadro de “La libertad guiando al pueblo” de Delacroix había inspirado la creación del joven Gavroche. Mirando el cuadro original, puede además distinguirse tres bandas de color, un cielo azul intenso, un centro de humo blanco y personajes más iluminados como La Marianne y otros hombres armados y la montaña de cadáveres y ruinas de un tono rojizo que termina formando una bandera tricolor como la que enarbola la propia figura central, insignia al viento que, curiosamente, se muestra invertida y en el mismo orden que en la escena.

En esta parodia, “L’obsolescence programmant le peuple” recuerda que la obsolescencia programada condiciona a la población a un consumo innecesario y genera montañas de escombros electrónicos.

Aliphant DCCCXXV L’Obsolescence Programmant le Peuple par Delacroix

Homenaje a Stan Lee (1922-2018)

Para el modelo español clásico de dibujante de tebeos, en el que uno se tenía que guisar y comer todo el proceso, siempre chocaba que hubiera artistas dedicados exclusivamente al guión.

El modelo franco-belga, por antonomasia el dúo Uderzo-Goscinny, permitía aprovechar mejor las habilidades de cada gremio, lo que en este ejemplo se demostró al fallecer René Goscinny. Los álbumes de Uderzo en solitario eran los más bonitos que jamás había dibujado pero el argumento no estaba a la altura.

El modelo americano de DC o Marvel es en cambio el de una factoría. Un equipo especializado atiende a cada parte del proceso y los personajes cambian de dibujantes y guionistas incluso dentro de una misma serie. En ese contexto, Stan Lee era el padre de una cantidad enorme de personajes y tramas, pero siempre había coautores que dieron forma a sus famosas creaciones. Con la adquisición de Disney de la casa Marvel, la popularidad del escritor se disparó a través de sus cameos e incluso se convirtió en un ser animado en el mundo de Big Hero Six.

El lema del nonagenario Stan Lee, Excelsior, recordaba el anhelo de superación, lo más excelso en el camino a la gloria o a la inmortalidad que casi parecía haber alcanzado. Aunque un gran poder conlleva una gran responsabilidad, como decía el Tío Ben de Peter Parker…

Aliphant DCCCXIII Homenaje a Stan Lee

El Libro de Kells

A nadie le extrañará que la obra maestra del arte irlandés sea un códice magníficamente  ilustrado hace 1.200 años en la abadía de Kells custodiado en el Trinity College de Dublín. Podría rivalizar en antigüedad con el libro de escolaridad de Joan Collins, pero sería de Inglaterra y no es de pergamino. El libro, es decir.

En el milenio siguiente, no es que los irlandeses hayan desistido del afán de superación pero aspiraron a otras cumbres como la literatura, los jersey de lana de Aran y la destilería de bebidas alcohólicas de diversa índole, color y textura.

La viñeta es un homenaje a la famosa lámina chi-rho del Libro de Kells, en la que la rho uncial ha sido sustituida por la primera letra del alfabeto ántico. Y para celebrar las 700 viñetas, se ofrece a todos los lectores que amablemente lo soliciten y que tengan la paciencia de recibir 1,56MB de fichero adjunto, un facsímil de la página antiana salvado antes del vandalismo qophiano.

Dia duit!

El Libro de Kells
Aliphant DCC. El Libro de Kells

Aliphant´s Alegoría de la Vista por Rubens y Jan Bruegel

El subgénero pictórico de los talleres de artista nació tal vez como un alarde de la pericia del autor en la ejecución de cualquier temática o género existente. También podían funcionar como inventarios reales o imaginarios de una pinacoteca o sala de exposición y para su realización se solía trabajar en grupo, dada la ingente cantidad de trabajo que suponían. Si bien el cuadro de Colbert es el más popular del tema, no es tal vez un modelo típico del género, sino su apoteosis expresiva, como El Quijote lo es de las novelas de caballería, pero esa es otra historia.

 

La Alegoría de la Vista, que forma parte de la colección de El Prado de las representaciones figurativas de los sentidos, es un trabajo de Rubens en colaboración con Jan Bruegel el Viejo. Pertenece éste a una familia de pintores, al ser hijo de Pieter Breughel el Viejo, que se cambió el apellido en sus firmas a algo más pronunciable en 1559, afectando con ello tanto a este hijo como al mayor, Pieter Bruegel el Joven, que era sin embargo más viejo que Jan el Viejo y que su sobrino Jan el Joven.

 

El estilo del maestro Rubens solía partir de una impregnación gris perla, lo que le diferenciaba del maestro Rembrandt, que optaba por tonos cálidos, ocres y amarillos. Su estilo -y el de su taller- combinaba sus pigmentos sin líneas aparentes, en una suavidad de trazo imperceptible y un formidable control de la luz.

 

La viñeta de hoy recuerda que con el conveniente nivel de aburrimiento se puede acabar hablando hasta con los cuadros.  O al menos, es como termina la pobre Anna en Frozen ante la indiferencia protectora de su hermana Elsa.

He aquí el cuadro de cuadros.

Aliphant´s Alegoría de la Vista por Rubens y Jan Bruegel
Aliphant´s Alegoría de la Vista por Rubens y Jan Bruegel

CALENDARIO ALIPHANT SEPTIEMBRE 2015

 

Que en verano los políticos ociosos sin presupuesto tienden a renombrar infraestructuras, es un asunto a la orden del día. El Gobierno estadounidense, a instancias del alasqueño, ha devuelto al pico más alto de Norteamérica el nombre indígena de Denali, que en la mayoría de las lenguas locales se traduce como “El Alto”. El nombre anterior recordaba al Presidente McKinley, artífice de la política expansionista que dotó a los Estados Unidos de casus belli contra los últimos territorios de Ultramar del Reino de España, a saber Cuba y Filipinas. Sin la Guerra del 98 tampoco hubiéramos tenido una afectada generación de escritores ni campos de remolacha azucarera que sustituyeran los cañaverales perdidos. McKinley fue asesinado en 1901, en plena oleada anarquista de magnicidios, y sirvió como ejemplo de la maldición de Tippecanoe, según la cual todo presidente elegido en año múltiplo de veinte vería el fin de sus días antes que el fin de su mandato. La maldición fue supuestamente lanzada contra William Henry Harrison, que venció a una confederación india en la Batalla de Tippecanoe y murió de neumonía apenas un mes tras su elección y –al parecer- por no llevar sombrero el día del juramento, y terminó gracias a la vidente de Nancy Reagan y con el fallido atentado contra su esposo actor por un admirador de Jodie Foster.

El vicepresidente aventurero Theodore “Teddy” Roosevelt tomó las riendas del Estado tras McKinley y entre sus mayores aportaciones, creó el concepto de Parque Nacional, entre los que se encuentra el Parque Denali, donde se ubica el monte del mismo nombre a partir de ayer.

CALENDARIO ALIPHANT SEPTIEMBRE 2015
CALENDARIO ALIPHANT SEPTIEMBRE 2015

Septiembre de 2015

Cuadro: Estilo Alphonse Mucha (1860-1939)

Viñeta: Aliphant DXXV

Calendario:

El calendario imita un ornamento de abalorios art-déco: se comienza en la piedra central superior más próxima, a las doce, de color azul y se recorre en sentido horario los círculos de pentágonos de delante a atrás. El cambio de nivel se realiza por arista y nunca se pasa dos veces por el mismo pentágono. Los domingos vienen marcados en piedra roja.

Tsade y Aypbee por Degas

El guarismo –por esta vez, con una sola erre- 600, evoca la idea de un coche entrañable y unos pasajeros valientes y compresibles. Su  expresión de cifra romana, DC, nos acerca a una editorial del mundo del cómic, a la corriente continua y a los años de nuestra era. Pero, cómo perder el tiempo con referencias chistosas simplonas cuando el protagonista de esta tira múltiplo de 25 es el mismísimo Degas!

 

 

A pesar de las evidencias, Edgar Degas sí se cambió el apellido, cansado de las burlas de los niños, de los carteros y de los niños carteros. Su verdadero nombre era Hilaire-Germain-Edgar de Gas y optó por un nombre artístico algo menos pomposo, menos inflado. Su vida dilatada -para un pintor francés del XIX- propició varios cambios de estilo, desde las pinceladas más sutiles con un uso de la luz impresionante, hasta sus brochazos impresionistas con tonos nada sutiles. Sin embargo, su temática fue continua: los interiores contemporáneos con bailarinas de ballet aparecen en más de la mitad de sus cuadros.

 

 

Aunque nunca se definía como impresionista, sus técnicas discurrían paralelas a las de los bohemios autores de su época. A diferencia de estos, gozaba del apoyo incondicional de crítica y público y sólo levantó cierta polémica en la escultura, con su célebre  “Pequeña bailarina de 14 años” en cera, vestido de tela y pelo natural, que fue descrita como simiesca o más fea que la ecografía de un pokemon –actualizando los insultos.

 

 

Por último, al cambio de centena se une el undécimo aniversario de Aliphant, que en años de elefante serían algo así como once años, por lo que, para todos aquellos sufridos lectores,  ¿qué menos que un nuevo protector de pantalla tridimensional instalable?

 

 

http://www.aliphant.es/download/artbook/artbook2014.exe

 

Feliz aniversario

 

Aliphant DC Degas
Aliphant DC Degas

 

 

Leighton’s Flaming Aypbee

Los prerrafaelitas, bien sean los groupies de Raphael o la extraña hermandad de pintores y críticos que reivindicaron el arte renacentista antes de su supuesta degeneración por parte de los manieristas, se engloban dentro de los movimientos culturales del siglo XIX.  El pintor ultrajado en la viñeta de hoy, Lord Frederic Leighton, tuvo a su pesar entrar en el libro de los récords por haber fallecido justo el mismo día que fue nombrado barón, por lo que en su efímera baronía mejor no ahondar.

Su obra tal vez más destacada, ‘Flaming June’ representa a una elegante señora descansando la vista a pierna suelta, en una terraza con vistas descansadas a un luminoso mar. Las adelfas representadas, dentro de las manías florales de la época, sugieren una intoxicación que pudiera no hacerla despertar, pero no hay constancia de que le hubiera hincado el diente al macetero más próximo antes de planchar la oreja. Sea como fuere, las telas vaporosas en tonos naranja y la calidad de la iluminación de la escena, hacen del Junio Flamante una de las obras de referencia de su estilo.

El cuadro reside en el Museo de Ponce, Puerto Rico, al ser adquirido en subasta por un industrial de la isla en los años sesenta por 140$, el equivalente actual de 630 euros o seis cartones de Malboro, en una época en que la gente prefería invertir en salud que en arte victoriano. A pesar de su iconicidad, es denostado por parte de la crítica por su escasa precisión en los detalles y a la vez por su falta de riesgo, por no trasgredir límites pero tampoco mantenerse en el rigor académico. No obstante, pocos discutirán que es muy naranja.

Aliphant DLXXV
Leighton’s Flaming Aypbee

Homenaje a Seurat

La octava y última Exposición impresionista reunió a los autores que en principio peyorativamente –y en un alarde de escasa imaginación- fueron denominados puntillistas, por lo que es como se les conoce actualmente, en concreto, a Georges Seurat y Paul Signac.

Utilizando el concepto de la descomposición cromática newtoniana y como antecesores de la imagen catódica de nuestra era –o más bien de la anterior- las pequeñas pinceladas formaban matrices de puntos coloreadas que convergían en formas reconocibles a las distancias adecuadas.

Seurat tuvo una vida breve, de apenas 31 años, truncada por alguna de las enfermedades infecciosas que segaban las carreras artísticas de los bohemios, pero Signac y en parte, Pissarro, pudieron darle continuidad a este arte precisamente basado en la discretización.

Los atuendos de Aypbee y Aliphant y parte del paisaje de esta viñeta están  basados en la “Tarde de Domingo en la Isla de la Grande Jatte”. El falso marco de puntos es una de las bromas habituales del autor.

 

De haber progresado con su arte, los filtros de puntualización de los programas de edición de imagen hubieran sido sus mejores discípulos.

Aliphant DL

Aliphant DL Homenaje a Seurat

La Rondine

Quien inventó aquello de más vale tarde que nunca, evidentemente no se refería a un calendario; aunque bien mirado, seguro que nunca recibió ninguno de Aliphant.

No es cuestión de hacer leña del árbol caído, pero seguro que es peor dejar que ahí se pudra, por lo que aquí viene la excusa de marras…
Por tradición autoimpuesta, una viñeta múltiplo de 25  está dedicada a una reinterpretación de una obra de arte desde Altamira al Ecce Homo ceciliensis, por no salir del arte un tanto rupestre. La elección de Alfons Mucha, pintor e ilustrador checo viene porque su arte estaba inspirado por la escena parisina a la que el mismo dio forma a través de sus carteles e ilustraciones comerciales. Esa misma atmósfera es la que buscó Puccini para ambientar a «La Rondine», una historia de relaciones interesadas siempre opuestas al idílico amor verdadero que la protagonista, una dama de esta frívola sociedad parisina, busca desesperadamente.

Al tratarse de un encargo de Viena al genio toscano, cuando estalló la Gran Guerra que enfrentó el Imperio austrohúngaro con el Reino de Italia, (este relato ya es apto como guión de Berlanga), la obra se quedó en tierra de nadie hasta que se estrenó por fin en el neutral  Montecarlo. La ópera no tuvo mucho éxito y Puccini la reescribió e incluso le dio un nuevo final todavía menos feliz, no fuera eso lo que dificultara su disfrute, donde las golondrinas acaban siempre volviendo al mar.  Y no volviendo, como decía Bécquer, si aprendieron nuestros nombres .

El aria «Chi il bel sogno di Doretta», un paradójico ejercicio de composición dentro de la composición, es una de las obras más célebres para soprano de todos los tiempos.

Aliphant DXXV 

Aliphant DXXV. Mucha’s La Rondine

ALIPHANT 500

Tanto que contar en tan poco tiempo… 

Comencemos con la D. En oposición a lo que generalmente se cree, las cifras romanas nunca tuvieron un origen alfabético. Los símbolos I, V, X son simplemente los trazos más fáciles cuando se hacen muescas sobre un material duro. (Así que se acabó lo de llamar al emperador Carlos Uve o al rey Fernandovii. Por el contrario, esta regla no debe aplicarse ni en los rayos-diez o ni en Malcolm-diez. Los alemanes, ante la duda, los llaman rayos Röntgen, aunque con Malcolm lo lógico es que usaran su apellido, que era Little).

Pues bien, el símbolo romano para el número mil era un aspa con un círculo concéntrico inscrito. Para la mitad, se tomó medio símbolo a partir de la diagonal y se le dio un giro de 45 grados. Tras la simplificación, el símbolo se parecía a la D, que es lo que se asocia con el 500. Con el tiempo, el símbolo del millar se sustituyó con la M de la inicial latina, pero 500 mantuvo la D.

Segunda parte: el retrato más famoso de la Historia tiene tantos mitos y leyendas asociadas que es mejor ni entrar. La técnica sí puede ser algo más desconocida: se trata del trabajo de toda una vida de un genio que nunca quiso dar por terminado. Contiene más de 40 finas capas de pintura semitransparente acumuladas durante pacientes años con la técnica de difuminado o sfumato y posiblemente fue aplicada por los propios dedos del artista de manera que no quedaran rastros de pinceladas. Según algunas teorías, el efecto de composición de capas provoca un efecto casi holográfico en la visión observador que le hace ver en ocasiones la célebre sonrisa y en otras no. También se achaca, con medios científicos posiblemente más baratos, a una divergencia en la mente entre la sonrisa y la hierática expresión general.

En la versión antiana del cuadro, Aliphanto Da Cinco-inci retrató a una dama que por su vis cómica era conocida como La Giocosa. El título tan ambiguo como el cuadro mismo reza: «500 viñetas y aún tengo ganas de reírme»; lo que no explica si es porque se ha reído mucho con las anteriores 499 o porque aún espera reírse con alguna. A cada lector, su interpretación.

 Aliphant D

Aliphant D. La Giocosa de Aliphanto Da Cincoinci

La «Muerte» de Murat

 

Nuevo cuadro de la galería aliphantiana, como corresponde a las viñetas que son múltiplo de 25.

«La muerte de Marat» («La mort de Marat», 1793) es uno de los primeros cuadros modernos, realizado por el genial pintor neoclásico Jacques-Louis David. Influido por el espíritu revolucionario, el presunto realismo del cuadro esconde una intención fuertemente simbólica a la par que propagandística del nuevo régimen francés. La sorprendente composición y perspectiva convierte en icono nacional el dolor por la pérdida del amigo caído.

Tras conocer que el líder revolucionario Marat ordenaba las listas de ejecuciones de Robespierre sin salir de su bañera, mientras aliviaba una afección cutánea contraída durante su vida de fugitivo por las alcantarillas, Charlotte Corday, una dama de la abolida aristocracia, decidió «sacrificar una vida para salvar cientos de miles», con el mismo criterio de la sentencia contra el depuesto Luis XVI. Ella perdió la cabeza en la guillotina y Marat se convirtió en un mártir de la Revolución, hasta que fue notoria su generosa contribución al sangriento periodo conocido como El Terror, traicionando los ideales que suponía defender. El tiempo puso las cosas en su sitio: Marat se convirtió en el protagonista de un gran cuadro y Mme. Corday pasó a ser la heroína de un periodo oscuro.

Cambiando a Marat por Murat O’Neil, he aquí la viñeta 475ª.

Aliphant CDLXXV

Aliphant CDLXXV. La «Muerte» de Murat O’Neil  por Jacques-Louis David

Picassiano

Como múltiplo de 25, la viñeta de hoy  es una falsificación o imitación de la obra de un pintor famoso.

No necesita muchas presentaciones. A principios del siglo XX, el cubismo poligonizó la vida real. Pero con los mundos 3D actuales, las obras cubistas parecen provocar la sensación opuesta de falta de polígonos. Es difícil saber lo que se movía por la mente genial de Picasso, pero posiblemente iba más allá de lo que cualquiera en su tiempo pudo imaginar.

 

Aliphant CDXXV 
Aliphant CDXXV. Aliphant Picassiano

Aliphant’s Nighthawks

Just a small tribute to one of the finest American painters of the 20th Century, Edgar Hopper. Hopper’s Nighthawks shows a melancholic and irreal atmosphere with a strong contrast with the absolutely ordinary situation it is based on: the American way of life.

Sólo un pequeño tributo a uno de los mejores pintores americanos del siglo XX, Edgar Hopper.  Aves Nocturnas muestra una imagen irreal y melancólica con un fuerte contraste con la situación absolutamente cotidiana que describe: la forma de vida americana.

Aliphant CCLXXV

Aliphant CCLXXV. Edgar Hopper’s Nighthawks with Aliphant

Wet Ink

Today’s strip tries to imitate the technique of wet ink from the traditional Chinese paintings. The ‘dry glass’ wish is a typical Chinese toast.

On the right, the characters are not Chinese ideograms but Antians letters. In the first group ‘ANT’ can be read (zigzag in to lines; from right to left and from above to below). In the second group there is a direct transcription of Aliphant’s name.

La tira de hoy trata de imitar la técnica de tinta diluida de la pintura tradicional china.  El deseo de «vaso seco» es un típico brindis chino.

Los caracteres de la derecha no son ideogramas chinos sino letras antianas. En el primer grupo -siempre escrito en zigzag de derecha a izquierda y de arriba a abajo en dos líneas- se lee “ANT” mientras que el de abajo es simplemente “Aliphant”.

Aliphant CLXIX

Aliphant CLXIX. Wet Ink

La Gran Ola de Kanagawa

Antes de nada, hay que aclarar que el título Aliphant CD simplemente hace mención de la viñeta número 400 y en ningún caso a un intento del paquidermo por formar parte de las listas de éxitos supramanteras. Los números romanos se crearon algo antes que los discos compactos, si obviamos tal vez el de Festos, aunque eso sería otra historia.

La viñeta que nos ocupa homenajea a la obra más conocida del maestro japonés Hokusai y tal vez del arte oriental. A pesar de ello, se grabó en el periodo Edo y la influencia del arte occidental, en especial el flamenco,  marcaba ya una impronta en el estilo de los artesanos de la antigua Tokio.

Dada la técnica artesanal de Hokusai, la obra original La Gran Ola de Kanagawa se sacrificó para dar lugar a la plancha de madera con la que se imprimieron unos 5,000 grabados originales pertenecientes a la colección 36 Vistas del Monte Fuji.

La obra en sí encierra una gran cantidad de detalles, desde la propia ola que se clasifica como piramidal y que erróneamente se confunde con un tsunami hasta la propia firma que significa «del autor anteriormente conocido como Hokusai». No se trató de un acto de soberbia sino de la necesidad de un septuageniario pintor que ya había cedido su nombre a un discípulo tras retirarse y ahora necesitaba volver a trabajar para pagar las deudas de su nieto delincuente…

Una ola que estaba barriendo su propia existencia…

 

Aliphant CD

Aliphant CD. La Gran Ola de Kanagawa y Aliphant.

Aliphant by Goya

The famous etching by Francisco de Goya «The Sleep of the Reason Produces Monsters» has already an ANTian version with Aliphant as the sleeper and his boss as the Monster produced by his own nightmares.

El famoso aguafuerte de Francisco de Gota «El Sueño de la Razón Produce Monstruos» tiene ya una versión antiana donde Aliphant es el durmiente y su jefe el monstruo producido por sus propias pesadillas.

Aliphant L

Aliphant L. The Sleep Over the Mouse Produces Monsters.

El Viaje de la Vida

Siguiendo la tradición de cada 25 Aliphants, el cuadro de esta entrega se corresponde a la obra de Thomas Cole, un autor americano de estilo romántico famoso por hacer de sus paisajes fiel reflejo de las emociones que desea transmitir.

La obra que inspira este Aliphant tiene una atmósfera muy especial, incluso para un cuadro de Cole.   Pertenece a un conjunto de cuatro lienzos titulado «El Viaje de la Vida» de 1840. Es el último de los cuatro y representa la ancianidad, la transcendencia a la vida eterna y sobre todo la serenidad. Al contrario que en los cuadros anteriores, las aguas están completamente mansas. El paisaje se ve cubierto de nubes entre los que se abren camino los haces de luz que sirven de guía para la eternidad.

Aunque mejor lo describió el propio Cole: «The chains of corporeal existence are falling away; and already the mind has glimpses of Immortal Life.»

En la historia que nos ocupa, el Capitán Starfish y Aliphant llevan tanto tiempo ya en la lancha que se tutean y empiezan a hablar de temas transcendentes, porque llega un momento en que ya no se puede hablar más del tiempo y seguir siendo un par de desconocidos.

 

Aliphant CCCLXXV

Aliphant CCCLXXV. El Viaje de la Vida de Thomas Cole según Aliphant

Ars Antiana

Ars Antiana es simplemente la voluntad de acercarse a los clásicos una vez cada veinticinco viñetas. Es también la oportunidad de analizar nuevas texturas, composiciones, iluminación y técnicas y aplicarlas con toda humildad al nivel icónico de una tira de Aliphant.

Suele llevar un tiempo varias veces superior al de una viñeta normal. Hay primero un periodo de localización del original que puede llevar de unos nanosegundos a unas pocas horas. A continuación hay una fase de investigación intensiva sobre el pintor y su obra -que es mucho más fácil ahora gracias a internet- pero que también se realiza con libros de arte.

Tras haber adquirido la sensación de que estamos detrás de las manos del artista homenajeado, se procede a imaginar cómo dibujaría este la viñeta de Aliphant, usando sus propias técnicas y materiales.  Por supuesto los efectos de pinceladas son simulados con la tableta digitalizadora y el granulado del lienzo es añadido.

El resultado, que puede ser ligeramente reconocible o ni eso, es ante todo muy enriquecedor para el autor. Es como esas películas en las que el ambiente de camadería entre el equipo ha conseguido que disfruten enormemente en su rodaje; a veces eso transciende a la pantalla y reluce como todas las cosas hechas con especial interés, otras veces, está simplemente claro, que se lo han pasado en grande y además han cobrado.

AliphArs

El Castillo Ambulante

A sus 68 recién cumplidos este 5 de enero, Hayao Miyazaki es una leyenda viva del cine de animación. No obstante, a diferencia de otros autores de su quinta, sus obras evolucionan hacia una perfección creciente.

Howl’s Moving Castle, Hauru no Ugoku Shiro,  es una película ligeramente basada enla novela de Diana Wynne Jones. Es difícil precisar si la adaptación del genio japonés conserva el espíritu insuflado por la novelista o bien si se trata simplemente de la historia que a él le hubiera gustado componer con el tema de trasfondo.

Lo cierto es que Miyazaki parece tener muy claro qué valores quiere ensalzar aún antes de haber elegido el relato en que se base la película, por lo que el resultado ha de ser bastante personal…

 Aliphant CCXXXVI 

Aliphant CCXXXVI. El Castillo Ambulante.

El uniforme de BEE

Dado que el cuadro de Vermeer ya se comentó en la entrada

Calendario de Acuario

podemos ir al grano con lo que afecta a la historia. Aliphant recibe su uniforme beeyano con el escudo de BEE en una insignia.  Además de la recreación de la famosa escena de Vermeer, tiene interés destacar cómo el chiste de laviñeta se va construyendo a partir de la situación descrita por Daleth en la carta. Al parecer lo han entendido todo al revés, por lo que a Aliphant sólo le queda resignarse.

Aliphant CCXXV 

Aliphant CCXXV. Aliphant leyendo una carta frente a una ventana sin Vermeer.

La Balsa de la Medusa

Théodore Géricault fue todo un rebelde de su época, un romántico y un provocador nato.

Pese al título del cuadro, La Balsa de la Medusa, no hace referencia a ningún tema mitológico. Trata por cierto de la impotencia del hombre ante la naturaleza, pero su obra está basada en hechos reales, adelantándose al sensacionalismo del periodismo que llegaría un siglo después.

La Méduse fue una fragata francesa que naufragó a 150km de la costa de Mauritania y supuso una lección de supervivencia y desesperación de cuyos detalles se escandalizó la sociedad de la Restauración.

A pesar del realismo del tema y de la concienzuda investigación llevada por Géricault, hay un sinfín de detalles que se alejan de los hechos en favor de un dramatismo que levantaba ampollas en la corriente neoclásica.

Aunque la historia del cuadro y del pintor rebelde sin causa llevaría mucho más tiempo y espacio, debe destacarse por la continuidad de la historia de Aliphant, que gracias al paracaídas de Kaph y a los restos del simulador de Aliphant, construyeron la balsa en la que navegan.

Había una vez, un barquito pequeñito… decía la macabra canción.

Aliphant CCCL. La Balsa de la Medusa
Aliphant CCCL. La Balsa de la Medusa

Calendario de Sagitario

En 1818, con «Der Wanderer über dem Nebelmeer», Caspar David Friedrich, el famoso pintor representante del Romanticismo alemán, quiso ilustrar un retrato de un individuo en un paisaje de montaña. Hasta ahí todo normal. El paisaje mostraría parte de las Elbsansteingebirge, las montañas entre Sajonia y Bohemia cuando la niebla las cubre casi por completo. Aún así, tomó los apuntes del natural, por lo que cabe deducir que cobraba dietas por desplazamiento.

Otra característica notable, es que el retratado sale de espaldas, por lo que no lo vemos a él, sino que prácticamente compartimos su ángulo de visión. Por último y al parecer, se trataba además de un autorretrato, todo lo cual se resume en un autorretrato de espaldas frente a un paisaje oculto por la niebla. De haber entregado el lienzo en blanco la descripción le hubiera servido lo mismo…

No obstante, de su obra emana el sentimiento de la incertidumbre, la belleza de la melancolía, el espíritu de aventura de la conquista de las montañas abruptas y el sentimiento de empatía con el espectador que comparte su visión del mundo. Ahí es nada.

A pesar de su popularidad, Friedrich acabó sus días aislado, enfermo, viviendo de la caridad.  A los 61 sufrió una apoplejía que redujo su capacidad de movimiento en los brazos y en las piernas y perdió por tanto sus instrumentos de trabajo en plenas facultades visuales y mentales. (O, al menos, con toda la capacidad de raciocinio que podían necesitar los pintores románticos, que no era demasiada).

Al igual que el centauro Quirón, inmortal pero condenado a sufrir eternamente por una flecha envenenada por Hera que iba destinada a Heracles, Friedrich veía los cuadros que lo harían pasar a la posteridad sin poder crear uno solo más.

Y así como Zeus se apiadó del dolor del sabio Quirón y le concedió su lugar entre las estrellas como la constelación de Sagitario, los nazis se encapricharon con la obra de Friedrich y su reconocimiento en la Historia del Arte tuvo que esperar hasta varias décadas después del Holocausto. No en vano fue un caminante sobre un mar de niebla.

 Aliphant CCL

Aliphant CCL. Caminante sobre una Mar de Niebla

Calendario de Escorpio

El mayor exponente, tal vez, de la pintura figurativa del siglo XX americano  se encuentra en la obra de Edward Hopper.

Sucesor de los realistas americanos por un lado y de los impresionistas europeos, viajó a España para conocer la obra del maestro Goya de primera mano. Por su temática, es el pintor de la soledad, de la incomunicación y la melancolía, y más allá de todo esto, del mismísimo modo de vida americano.

En el caso de Hopper, no se puede decir que use la luz y el color, sino más bien que estos hacen servilmente lo que el pintor les ordena. Construye el ambiente necesario para manifestar la inexpresividad de la realidad, si no es eso ya suficientemente contradictorio.

El calendario de Hopper se apoya en el signo de Escorpio no por casualidad, sino porque era el que quedaba, caramba. Al igual que los designios de la vida conducen al aislamiento que evoca Hopper, su signo era quedarse con la constelación de la estrella roja Antares, aquella que rivaliza con Ares-Marte el planeta rojo.  En las antípodas de la guerra, del sufrimiento, a veces sólo hay indiferencia.

Aliphant CCLXXV

Aliphant CCLXXV. Antian Edward Hopper’s NightHawks

Calendario de Virgo

Nacido en Bélgica, el pintor surrealista y publicista René Magritte supo administrar un gran sentido del humor en su obra a la vez que invitaba a profundas reflexiones metafísicas.

Recopilando sus temas, esta viñeta incluye referencias a:

Le fils de l’homme (1964);  si bien la manzana no tapa la cara del protagonista que es Aliphant.

Golconde (1953); aunque en vez de llover individuos idénticos con bombín, caen de un cielo magrittiano distintas muestras de Aliphant -y Aypbee- disfrazados.

La Trahison des Images (1929). En lugar del famoso «Ceci n’est pas une pipe», se usa el retrato de Beth, el cual tampoco es la reina-CEO, sino simplemente su imagen.

La Condition Humaine(1933) parece corresponderse con usa serie de cuadros en los que un lienzo se superpone por perspectiva al modelo que se está pintando, dando una sensación de continuidad. En el caso de Kaph, no está tan claro que el retrato muestre sus verdaderos sentimientos.

La Réponse Imprévue (1933), donde la silueta recortada en la puerta es la del jefe Qoph.

La influencia icónica en la cultura audiovisual moderna de Magritte permite que, aunque su autoría pase desapercibida, sus obras ilustren libros, inspiren la dirección artística de películas surrealistas como Toys (20th Century Fox, 1992)  y cómo no, carátulas de discos. Concretamente, la famosa portada de Tubular Bells de Mike Oldfield, se inspiró en Le Château des Pyrénées. ¿Y por qué es importante este detalle? Porque el dico lo produjo la firmaVirgin y por eso este es sin duda el calendario de Virgo.

Aliphant CCC. Homenaje a René Magritte 

Aliphant CCC. Homenaje a René Magritte.

Aliphant a Tinta China

Kaph se une a este juego de palabras en chino que viene que ni pintado o dibujado por la reciente conclusión de los juegos olímpicos de Pekín.

El dibujo trata de imitar las técnicas de tinta diluida de la pintura china tradicional. La expresión «vaso seco» se utiliza en chino a modo de brindis.

Los caracteres de la derecha no son ideogramas chinos sino letras antianas. En el primer grupo -siempre escrito en zigzag de derecha a izquierda y de arriba a abajo en dos líneas- se lee «ANT» mientras que el de abajo es simplemente «Aliphant».

Por supuesto, la versión china de la página principal de Aliphant se puede encontrar en http://www.aliphant.es\indexCHI.htm

Aliphant en Chino

Aliphant CLXIX 

Aliphant CLXIX. Tinta China

Calendario de Leo

Oriundo de Flandes, si bien su obra es mucho más conocida que su vida, el pintor Jan Van Eyck dio a la pintura al óleo el desarrollo técnico que la convertiría en hegemónica. Encuadrado en el Gótico tardío, su gusto por el detalle más minucioso hace de sus cuadros verdaderas enciclopedias visuales de la vida cotidiana del siglo XV. Sus más ínfimas pinceladas, al parecer ejecutadas con cabellos, llegaban a ilustrar las sombras de las cuentas del collar colgado en la pared o incluso minúsculos retratos dentro de los enseres que abundan en el cuadro.

De Los Esposos Arnolfini se podría escribir largo y tendido, incluso de pie o sentado, pero sería difícil explicar el misterio que encierra.  Existe la hipótesis de que el cuadro pudiera representar a la pareja algún tiempo antes  del fallecimiento de la esposa por complicaciones del embarazo.  Algunos detalles del espejo del fondo corroborarían con la simbología dicha tragedia humana.

Pero lejos de conjeturas posiblemente infundadas,  llega el momento de relacionar a Van Eyck con el signo de Leo. Dado que no se sabe con certeza la fecha de su nacimiento, se admitirá al menos que su vida transcurrió y terminó en la ciudad de Brujas.  Y Brujas mantiene orgullosa en su escudo el león de los condes de Flandes, la tierra que tantos artistas dio a un mundo en una era de descubrimientos.

Aliphant CL. Los Esposos Arnolfini 

Aliphant CL. Los Esposos Arnolfini de Van Eyck

Calendario de Cáncer

Nuestras carteleras se hallan tan a menudo saturadas de la vida y obra granulada de los héroes de los cómics que cuesta hacerse una idea de lo revolucionario de la obra de Lichtenstein en su momento.

Autor norteamericano que debió de pasar gran parte de su existencia deletreando su nombre, desarrolló distintos estilos hasta que consiguió el reconocimiento dentro del Pop art con sus lienzos que reproducían viñetas con puntos Benday.  Los temas no eran originales; procedían de los dibujos realizados por dibujantes como Jack Kirby o los de la clásica DC. La técnica del punteado en imprenta para conseguir mayor cantidad de colores a partir de sólo cuatro fue, al parecer, desarrollada en el siglo XIX por Benjamin Day: de ahí su nombre de puntos Benday.

Lo que realmente aportó Lichtenstein, en su creación de paneles de varios metros cuadrados pintados con la técnica del puntillismo, es la representación de los iconos de la sociedad que estaba viviendo, trasladando la forma de expresión del arte popular del cómic a su propio terreno.

¿Y la relación con Cáncer? Falleció de neumonía, así que no van por allí los tiros. No obstante, en la constelación del cangrejo se encuentra un cúmulo abierto de la Colmena para los anglosajones o del Pesebre para los latinos: una acumulación nebulosa de gran densidad de estrellas que tapizan cual cuadro puntillista lichtensteiniano aquella región del firmamento.

Aliphant CLXXV

Aliphant CLXXV. Roy Lichtenstein

Calendario de Géminis

Pintor de la Corte de Felipe IV al que se le concedió una libertad creativa inusual en aquella época, Diego Rodríguez de Silva y Velázquez alcanzó la cima de la pintura con su obra Las Meninas, un curioso retrato en grupo de la familia real del cual incluso se ha dicho que parece tener conciencia propia.

Lo cierto es que la pintura velazqueña llegó a tal nivel de perfección que incluso sus retratos transmiten una sensación de empatía al espectador.

El cuadro «La Familia de Felipe IV», universalmente conocido como «Las Meninas» data de 1656 y tiene como personajes principales a la infanta Margarita, a sus damas de compañía y al propio pintor ante la visita de los reyes Felipe IV y Mariana de Austria. No obstante, cualquier aspecto del cuadro consigue ser fascinante desde su ejecución hasta la misma composición con los retratados.

Y es de esa composición de lo que trata esta viñeta especial dedicada a Las Meninas. ¿Y la relación con Géminis? Esta vez viene que ni pintada: Velázquez nació el 6 de junio.

Aliphant C. Las Meninas

Aliphant C. Las Meninas.

Calendario de Tauro

Inconfundible en su estilo, el pintor neerlandés Vincent Van Gogh vivió una existencia atormentada por su propia locura, creando formas, luces y tonalidades que la profesión médica trata hoy en día a achacar al consumo de ciertas sustancias tóxicas.

No obstante, es más grato pensar en el artista genial, innovador y vanguardista que en un conjunto de síntomas actuando sobre una mente enferma. Van Gogh creó su estética dentro del neo-Impresionismo y ese debería ser su legado.

La obra de «Campo de Trigo con Cipreses» , al parecer realizada en 1888, evoca a través de sus pinceladas nada tenues la sensación de vivir una tarde junto a aquellos árboles que en su languidez, se divierten jugueteando con los jirones de nubes arrastrados por el viento. Y Aliphant pasaba por allí, curiosamente. En esta ocasión, no fue tan importante recuperar la composición del cuadro original , que muy libremente sí evoca, sino la captura de la sensación que produce la atmósfera que trata de imitar.

¿Y la relación entre Van Gogh y el signo de Tauro? Sencilla: ¿hay acaso algo más taurino que cortar orejas? Pues ahí queda.

Aliphant CXXV. Cipreses de Van Gogh 

Aliphant CXXV. Cipreses de Van Gogh. 

La Venus de Aypbee

Icónicamente hablando, El Nacimiento de Venus, de Sandro Botticelli es una de las obras más representativas del taller de este artista del Renacimiento. Si de Miguel Ángel se aplaude su perfección , de Leonardo su creatividad y de Rafael su armonía, Botticelli es el pintor de la «gracia». Sus figuras hieráticas y solemnes despiertan como en ningún otro creador la sensación de lo que sería tan abstracta virtud. Y no es para tomarlo a broma, ya que como se suele decir, más vale caer en gracia que ser gracioso.

El cuadro La Nascita de Venere fue pintado alrededor de 1484. En la versión Aliphantiana, Aypbee caracterizada de Venus subida a una valva de vieira, o venera, llega hasta la orilla donde le espera Aliphant disfrazado de Hora o deidad de la primavera. (No quedaban papeles más masculinos). Sustituyendo a Céfiro exhala el humo del tabaco el mismo Qoph, que como el dios del viento acude volando para empujar a Venus recién nacida hasta la costa.

Por su parte, Qoph hace referencia al programa espacial soviético Venera, cuyo objetivo era el envío de sondas al planeta Venus, o Венера, Venera, en ruso.

Aliphant CCCXXV. El Nacimiento de Venus

Aliphant CCCXXV. El Nacimiento de Venus

Calendario de Aries

Aries, el vellocino de oro, recorre su camino sideral durante buena parte del mes de abril. Es un signo de fuego que, al parecer, se lleva estupendamente con todos y cada uno de los 500 millones de sagitarios que habrá en el mundo. Eso es ser buena gente.

El pintor homenajeado este mes es Salvador Dalí, un híbrido entre artista renacentista y hombre-orquesta megalomaníaco. Al igual que los grandes pintores del Renacimiento, no se conformó con los lienzos y desparramó su imaginación incontenible por todas las artes conocidas y las que se fueran inventando, como el cine y la holografía.

El óleo «La Persistencia de La Memoria» se considera la obra más representativa del surrealismo daliniano. Las hormigas pasean por un reloj como marcando su descomposición por el paso del tiempo. Las rocas en la arena adquieren formas tal vez reconocibles mientras que los relojes se derriten como el queso de Camembert en el carro del reponedor del súper quizás en un alarde de relativismo onírico.

Como detalle para los lectores, todos los relojes de la escena contienen el sistema de numeración antiano en sus esferas.

La relación entre Dalí y Aries, ha de hallarse en un cuadro titulado «La mano de Dalí retirando un toisón d´or en forma de nube para mostrar a Gala la aurora completamente desnuda, muy muy lejos, detrás del sol«. ¿O acaso no es el toisón de oro el vellocino del carnero Aries?

Aliphant LXXV. La persistencia de la Memoria

Aliphant LXXV: Persistencia de la Memoria.

Chez Qoph

Fastos palaciegos como los de la casa de Qoph distaban de colmar las inquietudes artísticas de Aliphant. No obstante, la casa de Qoph era digna de verse y de ser creada.

Para los lectores más exigentes, cabe reseñar que la maqueta de la mesa es la residencia de Monticello  del tercer presidente americano Thomas Jefferson, diseñada por el mismo. En el caballete aparece el cuadro de Goya «El Invierno», que puede visitarse en el museo de El Prado. Por último, el cuadro de la pared es La Escuela de Atenas, de Rafael Sanzio.

Aliphant LV 

Aliphant LV. Qué se puede hacer con tu sueldo. 

Hacerte la Pascua

Rapanui o la Isla de Pascua es una localización fascinante y misteriosa. Se estima que la manufactura de sus famosos grupos escultóricos formados por megalitos acabó con el equilibrio natural del ecosistema isleño. Por otra parte, sus moáis, que es como también en castellano se llaman sus peculiares esculturas, han hecho de la Isla de Pascua una referencia icónica universal, un símbolo de la Humanidad, y eso, claro, no tiene precio.

La viñeta del tipo «simulador equivocado» responde a un modelo concreto: Qoph entiende a su manera las especificaciones del cliente y las transmite de forma errónea con un resultado tan disparatado como trabajoso. Aliphant se suele enterar por vía telefónica a través del comunicado de su traje de diseñador virtual, de manera que sólo se escucha su parte, pero se deduce prácticamente todo lo que dice su interlocutor, al estilo del chiste telefónico. Al lector se le deja la tarea de reconstrucción, claro.

Aliphant CCCXXII. Hacer la Pascua

Aliphant CCCXXII. Hacer la Pascua.

Ser o no ser la escena.

De entrada, era necesario terminar con una imagen irreal, con un esterotipo infundado. La célebre escena del monólogo de Hamlet del «Ser o no Ser» no requiere de una calavera, puesto que ocurre en el castillo, donde posiblemente preferían no tener restos de gente tan poco recientes. Por otra parte, la  escena con el cráneo, que en realidad transcurre en el osario de un cementerio, sirve para poner en relieve las ideas del autor sobre la futilidad de la vida. Poco que ver con la duda existencialista del más famoso monólogo.

En ANT, la posibilidad de encontrar un cráneo para la escena era bastante remota, salvo que se trate de un ciudadano tan especial como Aliphant. Las hormigas, como es sabido, no suelen gastar muchos calaveras.

Aliphant XXXVIII

Aliphant XXXVIII. Hamlet 

Calendario de Piscis

La casilla del mes de Marzo, donde empieza el dominio de Piscis, cuenta con un aliphantiano retrato arcimboldesco como cuadro del signo correspondiente. ¿Por qué Arcimboldo y Piscis? Porque si bien otros artistas han pintado cuadros de peces, Arcimboldo fue capaz de combinar la forma de los peces para crear retratos. Nada habitual.

Giuseppe Arcimboldo, pintor -adivinad- italiano, es el autor de alguno* de los famosos retratos formados a base de alimentos o de herramientas, por lo que, si bien se le considera un claro precursor del surrealismo hay quien lo desprecia como pintor de bodegones estrafalario o como miembro de una corte de locos.

Su vida se desarrolló durante el siglo XVI y, si acaso sus comienzos fueron muy humildes, no así sus postrimerías en las que gozó del título de Conde Palatino otorgado por el Emperador del Sacro Imperio. De la corte de Rodolfo II son legendarias sus descomunales juergas, a las que no faltaba el ego y geocéntrico astrónomo danés Tycho Brahe; y de las que huía el introvertido y heliocéntrico Johannes Kepler, también a servicio de su majestad. Giuseppe se inventó un traductor de música a pintura y amenizaba las veladas de palacio con su artificioso ingenio, a la vez que procuraba alimentar su vena científica, en este ambiente tan propicio, en campos como la zoología o la botánica.

Arcimboldo encontró el apogeo de su obra a través de sus curiosos retratos que, mediante una completa alegoría del tema tratado y una perfección detallista supone uno de los principales eslabones de esa transición del Renacimiento al Barroco que supuso en cierta forma el Manierismo. Con una fructífera rebeldía contra el orden cultural vigente, la búsqueda de lo extraño y singular, una nueva concepción en la representación de la figura y de los sentimientos humanos y el dramatismo de una sociedad de claroscuros; jamás dos kilos de patatas y unas cuantas lechugas provocaron revolución semejante.

Aliphant CC. Il Aliphante de Arcimboldo

Aliphant CC: Il Aliphante de Arcimboldo

 

 

* Fue más copiado que un disquete y sólo son originales unos veinte retratos….

El Principito de Maquiavelillo

Toda muestra de cultura dispone de una antítesis de disparate garrafal proporcional al alarde de ingenio que supone el conocimiento de la existencia de la primera. Es decir, cuanto más culto quiere uno parecer, mayores burradas comete.

El personaje de Qoph disfruta enormemente de esos alardes propios de su condición, aunque no obstante, su carencia absoluta del sentido del ridículo le permite llevar hasta el final sus interpretaciones disparatadas.

Sin embargo, tal vez el mundo sería un poco más feliz si en lugar de El Príncipe de Maquiavelo, con su portentosa justificación de los medios para llegar al fin propuesto, se tomara como referencia la filosofía soñadora de El Principito de Saint-Exupéry.

Hay que domesticar a la competencia…

Aliphant XXVIII

Aliphant XXVIII. El Principito.

Calendario de Acuario

Sucede que el mes de Febrero fluye desde el signo de Acuario (Vermeer, esquina inferior izquierda) hasta Piscis (Arcimboldo, figura central)Referencia: «Lezend meisje bij het venster».(«Muchacha leyendo una carta en una ventana abierta)» (1657-1659) de Jan Vermeer.

Durante su paupérrima vida, el pintor holandés nacido en Delft tuvo a bien tratar de equilibrar la minoría católica de su ciudad con sus catorce vástagos, de los cuales le sobrevivieron once. Olvidado durante doscientos años, su honor fue restaurado en pleno siglo XIX para convertirse en uno de los exponentes de la escuela flamenca barroca junto con Rembrandt, Frans Hals, Van Dyck y Rubens.

Vermeer es uno de los llamados «pintores de la luz». Seguía un método descrito por Leonardo da Vinci, según el cual los colores de los objetos se ven influenciados por los colores de los objetos adyacentes, de manera que las sombras y brillos deben tomar los matices del entorno que les rodea. Traduciendo, Vermeer aplicaba ya el algoritmo de ray tracing en pleno siglo XVII.

Otras de sus características es que, al igual que el magnate John Hammond de «Parque Jurásico», Vermeer «no reparaba en gastos». Para pintar las tonalidades azules de sus cuadros usaba el pigmento ultramarino creado a partir de la piedra preciosa lapislázuli, uno de los más costosos de la época. Para la correcta impresión de esta viñeta, se recomienda suministrar grandes cantidades de lapislázulis que permitirán al autor darle el tono apropiado de azul al elefante retratado.

El marcado relieve de la cortina y de los objetos de primer plano proporcionan un trampantojo o juego visual un tanto exagerado pero del gusto de aquella época. Por último, cabe destacar que el tipo de pinceladas gruesas y cargadas de pintura, el impasto, reduce el detalle explícito para dar volúmen a las formas de la obra.

A efectos prácticos, Aliphant recibe su uniforme de BEE que coincide en buena parte del diseño con el de la joven del cuadro, si bien estaba claro desde viñetas anteriores que los colores de la empresa competidora de ANT son el amarillo dorado y el negro.

¿La relación con Acuario? Durante bastante tiempo el cuadro fue atribuido erróneamente a diversos autores de la época: Rembrandt, Flinck, Pieter de Hooch y a un tal «Van der Meer, procedente de Delft». Ese Van der Meer , que finalmente sería identificado comoVermeer, significa algo así como Del Lago. Y no puede negarse que un acuario es como un lago de andar por casa…

Aliphant CCXXV. Aliphant leyendo una carta frente a la ventana sin Vermeer

Aliphant CCXXV: Aliphant leyendo una carta frente a la ventana sin Vermeer

Calendario de Capricornio

Gracias al movimiento de traslación del planeta disponemos de las divisiones temporales denominadas años. Para celebrar semejante evento, las viñetas de Aliphant se recomponen en un calendario que permita-con mayor o menor facilidad- ser testigos a sus usuarios del inexorable paso del tiempo. Esta que sigue, es la explicación para el calendario de este año y su primera viñeta seleccionada, como todas las de este año, tiene que ver con la obra de un pintor famoso.

Spoiler: cómo funciona el Calendario de Aliphant 2008: disponible para descarga como fondo de pantalla desde http://www.aliphant.es/calendario.htm
o en su versión en papel si sobornan al autor y las existencias siguen siendo eso, existentes…

Este año, el calendario de Aliphant no se compone de meses, sino de signos zodiacales, mas no por ello ha de desesperar tan pronto el paciente lector. ¿Qué son los meses sino vectores entre los distintos hitos astrológicos?. Cada signo viene representado por un cuadro famoso con el tradicional símbolo zodiacal a su lado.

Los meses transitan de un signo a otro como si de un juego de la oca se tratara: así pues Enero es el mes que va de Capricornio (Goya ) a Acuario (Vermeer). Y de igual forma Arcimboldo (Piscis) se halla entre Febrero y Marzo. La opción de jugar con dados no se incluye de momento en este spoiler, pero todo se andará (fin del spoiler del próximo spoiler)…

Para aclarar aún más si cabe el sentido del tiempo, no sólo los círculos correspondientes a los domingos vienen coloreados en rojo, sino que el primer día de cada mes lleva la información del color en la escala cromática; a saber: rojo-domingo, naranja-lunes, amarillo-martes,…violeta-sábado.

Fin del Spoiler

—————————————————–

CALENDARIO DE CAPRICORNIO

En 1799 el pintor de Fuendetodos Francisco de Goya produjo una serie de grabados que pasarían a la posteridad como «Los Caprichos». Un veterano pintor que a través de las técnicas de producción en serie consiguió una holgura económica nada desdeñable, se atrevía a ironizar sobre los males de la sociedad que le tocó vivir. Su posición en la Corte le salvó de vérselas con la Inquisición, no obstante. Pero había surgido algo que ya no se ocultaría. La expresividad de la pintura dejaba la mera representación estética para convertirse en vehículo de ideología, pensamiento, crítica y no en vano, de humor. El arte moderno le debe algo más que un café a este genio inagotable.

Por otra parte, la serie de grabados a la que pertenece «El sueño de la Razón produce Monstruos» no deja de ser una serie de viñetas con epígrafes e incluso textos internos, que nos hace pensar que estamos viendo a un pionero dibujante de cómics y no sólo a un precursor de este arte.

Por último, recientes estudios, tratan de explicar la revolución artística iniciada por Goya como un síntoma de saturnosis o envenenamiento por el plomo de sus pigmentos – Saturno es el planeta que gobierna Capricornio, de ahí el vínculo zodiacal, que parecía que no iba a llegar nunca- pero, sinceramente, nada
fisiológico puede despertar mecánicamente la imaginación de un creador de tal calibre. Salvo, como decía don Francisco, el propio sueño de la razón…

Aliphant L

Aliphant L. El sueño sobre el Ratón Produce Monstruos.