Le Villi. Especial Hallowen X

 Comenzaremos con la parte más tétrica en este décimo especial jalogüineño: cualquiera que haya visto los nueve anteriores en su primera publicación es ya una década más viejo.

De todas las óperas de Puccini, la más sobrenatural es probablemente su ópera prima, valga la redundancia: Le Villi, 1884. Ni villas, ni viles; el plural villi es un intento en italiano de citar a las célticas willi o veela, seres élficos o fantasmales  con vocación de brazo ejecutor vengativo de los amantes burlados. Su descripción más conocida la dio J.K. Rowling por el personaje de Fleur Weasley-Delacour, descendiente de una veela por línea materna, si bien es frecuente verlas en las sagas irlandesas. 

En 1884, Puccini apresuradamente presentaba a concurso su ópera sobre una misteriosa leyenda de Schwarzwald, la Selva Negra en el medievo.  No ganó, pero gustó mucho, lo que no enriquece pero agrada.

Un joven lugareño sale de su pueblo tras su fiesta de compromiso para cobrar una herencia a la ciudad. Con su nuevo poder adquisitivo, descubre que puede cambiar de novia a otra que se ajuste más a su cuenta de resultados y como es natural, termina arruinado y solo.

La lugareña a la que se había comprometido muere, o bien por lo que le origina el despecho, o por una angina de pecho, no se explica del todo bien y se convierte en un espíritu vengativo que se une a las Villi en la misión de castigar al infiel lugareño. Las Villi obligan a sus víctimas a bailar hasta caer muertos. Danzan en el mismo bosque, para no verse afectados por los horarios de cierre del local, y posiblemente gracias a la diferencia de época, no siguen ninguna coreografía de Beyoncé. A pesar del arrepentimiento del joven, no habrá clemencia por parte de las damas y así comienza la interminable racha de crímenes de las óperas del autor de Lucca. 

Feliz  Jalogüintoslossantos!

Aliphant DXXX 

Aliphant DXXX. Especial Halloween X: Puccini’s Le Villi

Deja un comentario