CALENDARIO ALIPHANT OCTUBRE 2015

El sorprendente mecanismo de Anticítera rescatado de un naufragio a finales del siglo XIX y de la estantería polvorienta de un museo a mediados del XX demostró que la ingeniería griega era algo más que mitos y relatos. Una vez combinados los engranajes oxidados y reconstruidos los dientes corroídos como la sonrisa de un inglés se demostró que se trataba de una calculadora astronómica aunque de pequeñas dimensiones. El mecanismo permitía calcular la equivalencia entre el año egipcio y el griego, algo sin rival como herramienta diplomática  hasta que el gobierno chino comenzó a regalar osos panda. Incluso los meses egipcios aparecían transcritos al alfabeto griego, al estilo de la piedra Rosetta.

 

Para desmitificar el aparato, el mecanismo se basaba en la conexión de ruedas dentadas, una forma sencilla de evaluar el mínimo común múltiplo entre dos cantidades. Analizando la frecuencia de aparición de los astros en determinadas posiciones se puede evaluar cuándo se producirán los eclipses, fases lunares y demás movimientos aparentes. Incluso las aceleraciones explicadas por las leyes de Kepler eran corregidas por desplazamiento del eje de rotación de las ruedas. Sin embargo, la imprecisión en los sistemas de fabricación de los engranajes y los errores en las mediciones de la astronomía antigua hacían del mecanismo de Anticítera un invento tan ambicioso como inexacto.

 

De otro producto griego como el yogur, el pintor cretense afincado en España Doménikos Theotokópoulos trata el calendario de hoy.

CALENDARIO OCTUBRE 2015

 

Octubre de 2015 Cuadro: El Caballero de la Mano en el Pecho (Doménikos Theotokópoulos, el Greco (c.1580) Viñeta: Aliphant DCXXV Calendario:

Reproducción del mecanismo de Anticitera, calculadora de calendario de la Antigua Grecia. Los siete diales señalan los días de la semana, empezando por la aguja con la bola a las 6h, que es el jueves y en sentido horario. Cada bola se sitúa sobre el hueco correspondiente al número de días del mes que son de ese tipo.

 

 

Deja un comentario