Archivo de la categoría: series

TWIN PEAKS

Si Remington Steele era una serie policiaca pionera en combinar con el romance de sus protagonistas, la que hoy nos ocupa tuvo a bien de mezclar sus casos con fuertes dosis de surrealismo como nunca se había visto antes en una pantalla de televisión -antes de la llegada de la telebasura, claro.

Las fuerzas sobrenaturales de una mitología desconocida se unían a diálogos delirantes de personajes que todos coincidíamos en que era mejor que se quedaran en el pintoresco pueblecito donde una beatífica adolescente -con solera, pero adolescente- aparecía bajo una cascada envuelta en teflón como un filete de fletán. (Tal vez no fuera teflón, pero la aliteración queda mejor que con poliuretano…)

De los entrañables, entiéndase como otra forma de decir viscerales, personajes de Twin Peaks aprendimos que, cuando unos guionistas no saben cómo resolver una situación, es mejor que no lo hagan. No sea que generaciones posteriores crean que realmente sabían lo que están haciendo.

Aliphant DVII

Aliphant DVII Twin Peaks

Remington Steele

Para la viñeta de hoy era necesario incrementar el nivel de elegancia paquidérmica de Aliphant, lo que, sin acudir a la etiqueta puede ser bastante arduo. No obstante, su personaje de hoy requería el esfuerzo.

Cuando una chaqueta cruzada blazer sobrepasa el ámbito deportivo o deja de formar parte del contexto de un uniforme, su uso menos frecuente provoca un efecto de realce del estilo. La chaqueta cruzada debe llevarse siempre abotonada, por lo que exige cierto sacrificio en la comodidad del portador. 

Remington Steele fue una de las primeras series que mezcló el género detectivesco con el romance. El personaje de Laura Holt era un ejemplo de mujer brillante y trabajadora, con dotes de liderazgo y muy perspicaz, que debía ocultarse tras la fachada del elegante Steele, un ladrón de guante blanco retirado con el IMDB del cine clásico en su cabeza.

La inolvidable sintonía de la serie es un trabajo del gran Henry Mancini, que supo darle ese ambiente de cine negro con toques de comedia.

 Aliphant DVI

Aliphant DVI Remington Steele


 

Fame

Los musicales televisivos de adolescentes autocoreografiados no fueron un invento de HSM (Si se requieren todas las letras, High School Musical, es señal de no estar en esta onda, así como la expresión misma de no estar en una onda).

Alan Parker llevó en 1980 al cine con gran éxito la historia coral de los profesores y estudiantes de una escuela de arte de Nueva York en su película Fame y de aquel largometraje, una vez eliminados los aspectos menos adecuados para el público televisivo de la época, surgió una serie con prácticamente el mismo reparto que la película y una perspectiva más juvenil, argumentos más narrativos y una frase célebre repetida por Debbie Allen que pasaría a la posteridad, aunque no se mantuviera su vigencia. Y es que, en aquella época, también querían la fama, pero la fama costaba. Y había que pagarla.

Aliphant DIII 

 Aliphant DIII. Fama

Series

Las Cuatro Especes del Talmud son, en una traducción gentil, la rama de sauce, el mirto, la palma datilera y el limón Etrog. El sauce no tiene olor ni sabor. El mirto tiene un agradable olor pero no sabor. Lo opuesto ocurre con la palma datilera y por último, el limón Etrog, satisface tanto al olfato como al gusto. Cambiando el olor y sabor por virtudes teológicas, salen unas metáforas vegetarianas estupendas y unos laboriosos bodegones que requieren una atenta supervisión rabínica para la fiesta de Sukkot. 

¿Que a que viene toda esta serie de datos?  Pues que en la viñeta de hoy se trata de las series…

 

Aliphant DII

Aliphant DII. En serie, en serio

 

 

Allanamiento demorado

 La tercera ley de Knox para la creación de novelas de detectives dice que no se permite más de una habitación o pasadizo secreto, lo que, al parecer, debía ser una práctica común en las holguras inmobiliarias de la época: se alquila apartamento con diez habitaciones -dos de ellas secretas recibidor, comedor, fogones, despensa, botica, capilla, sala de baile, caballerizas, bodega, mazmorras y baño opcional.

 

 

Aliphant CDLXIX

 Aliphant CDLXIX. Lignificados

Los Doce Trabajos de Babyphant: Expulsar a las Aves del Lago Estínfalo

Toda obra tiene su fin y su principio; de lo contrario se declara inconclusa y alquien que se cree más listo que el autor toma cartas en el asunto y se inventa algo para dar el último acorde y que el público pueda regresar a su casa.

La serie de los trabajos de Babyphant terminan con esta duodécima entrega, por la propia integridad física del personaje, como se verá. No obstante, el relato requiere un par de páginas más y una portada con su contraportada. Todo a su tiempo.

Las aves de lago Estínfalo tenían picos y garras de bronce y un grave problema de oído con tanta pieza metálica en su cuerpo. Hércules las espantó haciendo resonar una gran campana en su proximidad. De ahí a cómo apareció la plaga de los estorninos de Huesca, solo hay que unir cabos.

Aliphant CDXLIX

Aliphant CDXLIX. Los Doce Trabajos de Babyphant: Expulsar a las Aves del Lago Estínfalo