Archivos de la categoría homenaje

Homenaje a Lorenz (1917-2008)

Al batir de las alas de una mariposa en Pekín le pueden achacar un huracán en Nueva York. Habrá cientos de versiones, porque en realidad la sentencia tiene su origen en un proverbio chino que, simplemente, quiere expresar que hasta los actos más insignificantes pueden tener graves repercusiones.

El matemático y meteorólogo fallecido este 16 de abril de 2008, Edward Norton Lorenz, describió que algunos sistemas complejos (como el modelo de predicción meteorológica) que dependían de variables relacionadas entre sí (como la temperatura, humedad, presión, viento, etc. ) y que eran muy sensibles a las pequeñas variaciones de sus condiciones iniciales podrían mostrar comportamientos caóticos que hacían de su predicción al largo plazo una simple arte adivinatoria con escasas garantías de éxito.

De ahí que en los puentes o en los fines de semana largos siempre vaya a llover cuando conviene que no suba el consumo de gasolina. Nadie puede enfadarse porque las probabilidades de acierto son muy remotas y además se controla la inflación. Al final, como dice el refrán, si va a llover mañana, pasado lo sabremos.

Esta impredictibilidad de modelos deterministas no lineales se conoce como Teoría del Caos y se le considera la tercera revolución científica del siglo XX, después de la Relatividad y la Mecánica cuántica, nada menos.

Aliphant CCCXXVI. Homenaje a Lorenz

Aliphant CCCXXVI. Homenaje a Lorenz. El Efecto Mariposa.

Steamboat Aliph

Indagando entre los anales del cine de animación, los lectores prodrán confirmar que el corto de Walt Disney y Ub Iwerks titulado “Steamboat Willie” ni es el primer dibujo animado de Mickey Mouse ni es su primer corto sonoro. Pero tal vez es el primero que se ganó la admiración de los espectadores por conseguir poner la técnica de sincronización del sonido al servicio de la historia narrada en la animación. De ahí su importancia. Ya no se trata de un experimento, sino de una obra pionera de la animación sonora y la primera señal de que el cine mudo estaba sentenciado a su desaparición.

Disfrazado como Mickey en esta historieta y con la célebre diadema de orejas de ratón en las manos, Aliphant trata de vencer su miedo a los roedores convirtiéndose en el más famoso.

El barco de vapor, el steamboat Willie fue construido en 3D para esta viñeta, e incluso animado, pero infortunadamente, todo aquello no se puede apreciar demasiado en esta escena suelta.

Aliphant LXVII

Aliphant LXVII. Steamboat Willie

Las Dos Torres y el Olifante

Basándose de forma eficaz en la obra de Tolkien, la versión cinematográfica de Peter Jackson muestra una Tierra Media con una dedicación y pasión por el detalle que recuerda que hay cosas que merece la pena crear.

Aliphant se convierte a su pensar en olifante, si bien su tamaño no es el más apropiado para las cuatro defensas que muestran los también llamados mumâkil (palabra ya en plural cuyo singular es mumâk).

Al parecer, olifant es como se llaman los elefantes en afrikaans, de manera que el término lejos de distar de etimología parecía reemplazarla.

Aliphant LXVI

Aliphant LXVI. El Señor de los Anillos. Las dos Torres.

Especial Asimov 16ºAniversario.

Desde aquel 6 de abril en que nos dejó El Buen Doctor, epíteto sólo aplicable en inglés a los grandes, como el lexicógrafo Samuel Johnson, sus obras han ido perdiendo lugar en las estanterías de las librerías más comerciales e incluso han surgido un par de películas supuestamente inspiradas en ellas.

Es el paso del tiempo, y como los actos se repiten a través de él, es posible a veces predecirlos. Pero eso es otra psicohistoria….

Como detalle más o menos obvio, la longitud de las patillas de Aliphant es ligeramente mayor, recordando el estilo de Asimov. También lleva un bolo tie o corbata vaquera como las que llevaba  en algunas ocasiones. La cita procede de la serie de Fundación.

Aliphant CCCXXIV

Aliphant CCCXXIV. 16ºAniversario de Asimov.

El gran gurú Yodant

La película ganadora de cuatro óscars Una Mente Maravillosa (A Beautiful Mind, Universal/Dreamworks, 2001) dio un nuevo giro a lo que se conocía como biografía cinematográfica. claro, que de no ser por ello, a ver quién le iba a dedicar un largometraje a las aventuras y desventuras del matemático ganador del premio Nobel de Economía John Forbes Nash.

La tira es un pequeño homenaje a esta película a partir del personaje de Yodant. Yodant va siempre en camiseta y escribe en tiza sobre los cristales de las ventanas como el protagonista de la película. No obstante, y dada su ubicación en una empresa como ANT, la mayoría de las aportaciones del gran gurú Yodant nunca llegan a nada. De ahí su animadversión con el práctico ingeniero Aliphant.

El estilo ligeramente tudor de las ventanas trata de recordar un poco esas escenas de Princeton, pero poco a poco, pasará a formar parte de la arquitectura antiana.

Aliphant LIII

Aliphant LIII. Una Mente Maravillosa

Homenaje a Sir Arthur C. Clarke

Odisea en el Espacio fue una obra revolucionaria de la ciencia ficción con un rigor sólo comparable a las obras del gran Julio Verne. El transfondo científico y los detalles tecnológicos sorprenden en esta obra a la vez novela y guión, ya que Arthur C. Clarke trabajaba en el proyecto de Stanley Kubrick a la vez que actualizaba un antiguo relato suyo llamado “El Centinela”.

El pasado 19 de Marzo de 2008, el nonagenario Gran Maestro de la Ciencia Ficción, junto con Asimov y Heinlein, abandonaba definitivamente la isla de Ceilán donde residía desde hace décadas.

Su legado, más allá de sus novelas y  un Nobel y un Óscar que le negaron a pesar de su candidatura,  tuvo una aplicación práctica hoy indispensable: ideó la posibilidad de colocar satélites de comunicaciones en órbita geostacionaria.

Por otra parte, elaboró sus tres leyes de Clarke, ya que “todo pensador que se precie debe elaborar sus leyes para asegurarse de que la apreciación no es sólo propia”. [Nota mental: comprobar  si alguien ha registrado ya esta ley como suya…] . La tercera ley de Clarke dice que “Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Su obra fue sin duda mágica.

Aliphant CCCXXIII. 2001: Homenaje a Arthur C.Clarke  

Aliphant CCCXXIII. 2001: Homenaje a Arthur C. Clarke. 

Aliphantix

A punto casi de alcanzar la cincuentena, Astérix el Galo recibió en castellano su nombre llano por culpa de la similitud de la tilde francesa -que marca la apertura de la vocal, ya que todas sus palabras on agudas- con la marca de acento en español. Más ridículo es lo de “tentén“, no obstante.

A pesar de la desaparición del guionista Goscinny el gran Albert Uderzo ha seguido con las aventuras de los galos con mayor refinamiento artístico que literario, pero no hay duda que los últimos volúmenes son parte de la gran obra según la entendía el dúo Goscinny-Uderzo.

Por otra parte, y centrándonos en  la viñeta de hoy, es estupendo tratar de reproducir la arquitectura de la aldea que resiste ahora y siempre al invasor o las holas de los árboles que no puede arrancar Obélix sin que llore su fiel Idéfix. Por razones de peso, Aliphant debe vestir el pantalón de franjas verticales de Obélix, que, como todo el mundo sabe y el que se cayó en la marmita de poción mágica cuando era pequeño siempre recuerda, adelgazan.

Aliphant XLVII. Una gala gala.

Aliphant XLVII. Una Gala Gala

Esperanza sin Bob

Centenarios como el de Bob Hope son infrecuentes. Principalmente porque él mismo estuvo presente. Poco después, el 27 de Julio de 2003, tras una larga carrera dedicada al mundo del espectáculo fallecía el actor nacido en Inglaterra como Leslie Thownes Hope.

Vinculado a la animación de las tropas americanas a las que visitaba con sus espectáculos en sus destinos, también fue el maestro de la ceremonia de los Óscars 18 veces y recibió cuatro premios honoríficos de la Academia, si bien nunca fue candidato en competición.

Esta viñeta sobre el humorista  y su legendaria longevidad fue dibujado en aquellas fechas en su honor.

Aliphant XLI. Homenaje a Bob Hope 

Aliphant XLI. Homenaje a Bob Hope 

Calendario de Piscis

La casilla del mes de Marzo, donde empieza el dominio de Piscis, cuenta con un aliphantiano retrato arcimboldesco como cuadro del signo correspondiente. ¿Por qué Arcimboldo y Piscis? Porque si bien otros artistas han pintado cuadros de peces, Arcimboldo fue capaz de combinar la forma de los peces para crear retratos. Nada habitual.

Giuseppe Arcimboldo, pintor -adivinad- italiano, es el autor de alguno* de los famosos retratos formados a base de alimentos o de herramientas, por lo que, si bien se le considera un claro precursor del surrealismo hay quien lo desprecia como pintor de bodegones estrafalario o como miembro de una corte de locos.

Su vida se desarrolló durante el siglo XVI y, si acaso sus comienzos fueron muy humildes, no así sus postrimerías en las que gozó del título de Conde Palatino otorgado por el Emperador del Sacro Imperio. De la corte de Rodolfo II son legendarias sus descomunales juergas, a las que no faltaba el ego y geocéntrico astrónomo danés Tycho Brahe; y de las que huía el introvertido y heliocéntrico Johannes Kepler, también a servicio de su majestad. Giuseppe se inventó un traductor de música a pintura y amenizaba las veladas de palacio con su artificioso ingenio, a la vez que procuraba alimentar su vena científica, en este ambiente tan propicio, en campos como la zoología o la botánica.

Arcimboldo encontró el apogeo de su obra a través de sus curiosos retratos que, mediante una completa alegoría del tema tratado y una perfección detallista supone uno de los principales eslabones de esa transición del Renacimiento al Barroco que supuso en cierta forma el Manierismo. Con una fructífera rebeldía contra el orden cultural vigente, la búsqueda de lo extraño y singular, una nueva concepción en la representación de la figura y de los sentimientos humanos y el dramatismo de una sociedad de claroscuros; jamás dos kilos de patatas y unas cuantas lechugas provocaron revolución semejante.

Aliphant CC. Il Aliphante de Arcimboldo

Aliphant CC: Il Aliphante de Arcimboldo

 

 

* Fue más copiado que un disquete y sólo son originales unos veinte retratos….

Especial Oscars 2008

De entre todas las noches del año, la más larga termina siendo esta de los Óscars. Como siempre, un Aliphant especial es editado en función del resultado.

De momento, he aquí el palmarés:

Mejor Película No es País para Viejos.

Mejor Director: Joel y Ethan Coen por No es País para Viejos

Mejor Actor: Daniel Day-Lewis por Pozos de Ambición.

Mejor Actriz: Marion Cotillard por La Vie en Rose.

Mejor Actor de Reparto: Javier Bardem por No es País para Viejos

Mejor Actriz de Reparto: Tilda Swinton por Michael Clayton

Mejor Guión Original: Diablo Cody por Juno

Mejor Guión Adaptado: Joel y Ethan Coen por No es País para Viejos

Mejor Largometraje Animado: Ratatouille (Brad Bird, Disney-Pixar)

Mejor Documental Largometraje: Alex Gibney por Taxi to the Dark Side

Mejor Corto Documental: Freeheld.

Mejor Corto de Ficción: Le Mozart des PickPockets.

Mejor Corto de Animación: Pedro y el Lobo.

Mejor Película de Habla no inglesa: Die Fälscher/The Counterfeits (AUSTRIA)

Mejor Montaje: The Bourne Ultimatum.

Mejor Sonido: The Bourne Ultimatum.

Mejores Efectos de Sonido: The Bourne Ultimatum.

Mejores Efectos Especiales: La Brújula Dorada.

Mejor Vestuario: Elisabeth, La Edad Dorada.

Mejor Maquillaje: La Vie en Rose.

Mejor Dirección Artística: Sweeney Todd.

Honorario: Robert F. Boyle.

Mejor BSO: Expiación.

Mejor Canción: Once

Mejor Fotografía: Pozos de Ambición

Aliphant CCCXX. Especial Oscars 2007

Aliphant CCCXX. Especial Oscars 2007

Cafeteras del Zodiaco

A años luz, o más bien, a años de ver la luz, el grán éxito del manga y del animé japoneses las series pioneras llegaban a occidente tras una serie de arriesgadas traducciones. La diferencia entre el lenguaje fílmico y los valores narrativos hacían prácticamente imposible que la traducción literal tuviera sentido alguno para los espectadores no nipones.

Aún así, incluso sin tener mucha coherencia, aquellas series japonesas cuajaron pronto entre los espectadores europeos por su dinamismo y argumento inagotable. (Incluso lo muy repetitivo bien llevado puede ser ilimitado, véanse , si no, los números periódicos o los episodios de House)

De la viñeta, cabe destacar que el símbolo del escudo de Aliphant es la letra aliph, o aleph, del alfabeto fenicio, que le da el nombre. La fuente también fue “adaptada” al estilo oriental. Los nombres de los ataques han sido creados para sus personajes: alfa es la letra griega equivalente a aliph y la cafetera… produce a veces café.

Aliphant XXIX. Caballeros del Zodiaco

Aliphant XXIX. Caballeros del Zodiaco

El Principito de Maquiavelillo

Toda muestra de cultura dispone de una antítesis de disparate garrafal proporcional al alarde de ingenio que supone el conocimiento de la existencia de la primera. Es decir, cuanto más culto quiere uno parecer, mayores burradas comete.

El personaje de Qoph disfruta enormemente de esos alardes propios de su condición, aunque no obstante, su carencia absoluta del sentido del ridículo le permite llevar hasta el final sus interpretaciones disparatadas.

Sin embargo, tal vez el mundo sería un poco más feliz si en lugar de El Príncipe de Maquiavelo, con su portentosa justificación de los medios para llegar al fin propuesto, se tomara como referencia la filosofía soñadora de El Principito de Saint-Exupéry.

Hay que domesticar a la competencia…

Aliphant XXVIII

Aliphant XXVIII. El Principito.

El Séptimo Libro

Al séptimo libro de la epopeya potteriana no se le puede negar una envidiable búsqueda de la completitud, palabra fea donde las haya pero que resulta menos gráfica que la redondez, poco apropiada para los libros, que en la mayor parte de los casos tienen formas más poliédricas.

J.K.K colecciona sus creaciones diseminadas por los seis libros anteriores para darles una despedida tan fugaz como digna, de manera que una de las preocupaciones durante la lectura del libro es a quién se dejará la autora sin citar.

A punto de comenzar otra miniserie dentro de la línea principal que todo comic strip debe poseer, el esperado encuentro entre Sameck el Ascendido y Aliphant el doblemente frustrante de los malévolos planes del desmán pirenaico se desarrolla en un extraño escenario cargado de estática y fuegos de San Telmo.

El vestuario tampoco tendría mucho sentido, si no fuera por este homenaje por la aparición de la  traducción al español de “Harry Potter and the Deathly Hallows” que es Voldemobbing.
Aliphant CCCXIX. Voldemobbing 

Aliphant CCCXIX. Voldemobbing 

Holograma Agorero

En la Historia de la Ciencia Ficción, merece un capítulo aparte la creatividad del gran Isaac Asimov. En su origen esta viñeta Especial Asimov I conmemoraba el 6 de abril de 2003 el undécimo aniversario de la desaparición del divulagador ruso-americano.

Uno de los personajes más célebres de la obra asimoviana es el matemático padre de la Psicohistoria llamado Hari Sheldon. La tira representa el testamento holográfico que, siglos después de Hari, seguía pronosticando el devenir de los acontecimientos en la sociedad de la Fundación. Los pronósticos se relacionaban con tendencias históricas a gran escala, guerras, crisis, invasiones, pero en ningún caso podía medir la evolución de un único individuo. Futurólogo no era, vamos.

Cabe reseñar, la mención por parte de la Reina Beth de la empresa de la competencia BEE, que, a diferencia de ANT, estará regida por abejas.

La silla de ruedas, por último, es uno de los atributos del anciano Hari en la época que registraba sus hologramas. La motricidad de la Reina-CEO Beth está, por el momento, completamente operativa.

Aliphant XXIV

Aliphant XXIV. Especial Asimov I

La Gran Ola

Wawant es uno de esos personajes secundarios, tal vez terciarios, que andan buscando su oportunidad por las viñetas de Aliphant.

Un oso hormiguero empleado como guardaespaldas de la poderosa Reina-CEO de ANT infunde un temor visceral entre los empleados-hormigas que podría ser explotado de una manera mucho más efectiva, quizás, en un puesto de Recursos Fórmicos.

Esta primera aparición de Wawant transcurre meramente al servicio del comentario de la Reina Beth, que también hace su estreno aliphantiano en Efecto Pinocho.

Como ya habrá apreciado el paciente lector, el decorado del restaurante oriental contiene un panel de la época Muromashi y el famoso grabado de La Gran Ola de Hokusai del periodo Edo.

Aliphant XVI. Efecto Pinocho

Aliphant XVI. Efecto Pinocho.

Soylent Green

Resulta curioso recordar cómo se produjo la transición al color de las viñetas de Aliphant. En cierta forma siguió una transición suave, como la del propio cine, combinando primero un efecto, luego una tonalidad hasta llegar a la policromía de hoy en día.

Esta primera experiencia de color debía proceder de una llama, como un pequeño homenaje a La Lista de Schindler de Steven Spielberg. La escena de la llama que funde el color a la escala de grises era su forma de decir, “mi medio de expresión a partir de ahora será la película en blanco y negro, pero es completamente deliberado y puedo dejarlo cuando quiera, qué os creéis”.  O algo similar, quién sabe.

En la tira de Aliphant, en cambio, todo surgió de la forma tradicional: “hágase la luz” y con ella los millones de colores que la tarjeta gráfica dispone para recrear parte de su espectro visible.

El segundo matiz cinéfilo es la bicicleta estática que proporciona la electricidad como en la sociedad en declive de  “Cuando el Destino nos Alcance” (Soylent Green, MGM 1973). En 2022 un mundo esquilmado y superpoblado recurre a medidas extremas para garantizar la supervivencia de los seres humanos.

Aliphant XIII. Trabajo y Sinergia.

 Aliphant XIII. Trabajo y Sinergia

Con Faldas y a Lo Loco

Kaph, la malhumorada cafetera de Aliphant llevaba mucho tiempo rondando por chistes gráficos aislados cuando pasó a formar parte de la plantilla de ANT.

Con esta viñeta, empieza, tal vez de una forma un tanto discreta, una serie de homenajes al cine. En esta ocasión, el absurdo monólogo final de Billy Wilder de “Con Faldas y a lo Loco” (Some Like It Hot, United Artists, 1959) se transfigura en una escena en la que claramente se concluye que Nadie es Perfecto.

Aliphant VII. Nadie es Perfecto.

Aliphant VII. Nadie es Perfecto.

Especial Mortadelo y Filemón

Hay fuente innegables en todo proceso creativo. Pero, ¿qué sentido tiene negarlas cuando además uno está orgulloso de sus influencias? Este año que Aliphant llega al lustro, cumplen Mortadelo y Filemón su medio siglo de existencia.

Las portadas de los copiosos álbumes del genial Ibáñez marcaron desde un principio la pauta de las tiras de Aliphant: toda la acción se desarrolla en una viñeta, los antecedentes se deducen por el contexto y la conclusión se deja a la lógica del lector. Los malentendidos son fundamentales para crear humor y, en cierta forma, hay un choque dialéctico entre los personajes que exponen cada situación, y suele salir siempre el mismo trasquilado.

¡Enhorabuena por esos 50 años!

Aliphant CCCXIV. Especial Mortadelo y Filemón

Aliphant CCCXIV. 50ºAniversario de Mortadelo y Filemón.