Archivo de la categoría: homenaje

Pottermaníacos

Xenofonte decía que cada uno de nosotros puede ser un líder. Y poco más o menos J.K.Rowling apostaba por lo mismo para crear un protagonista más humilde y menos excepcional, de manera que la identificación con el común de los lectores fuera más sencilla.

Harry es un héroe por necesidad y en sus victorias contra su enemigo cuenta muchas veces más la suerte del desarrollo de acontecimientos que su propia pericia como mago.

No obstante, tal vez su grandeza esté en la innecesidad de su grandeza…

Aliphant CLXXIX 

Aliphant CLXXIX. A Lo Harry Potter

Ejerciendo de Aprendiz de Brujo

Vladimir Titla y Fred Moore armonizaron la música de un poema sinfónico de Paul Dukas basando en una obra de Goethe para dar vida a uno de los fragmentos más populares de la gran obra de Walt Disneyque es Fantasía.

De ese relato hay muchas anécdotas. Había costado demasiado dinero para convertirlo en un corto de distribución independiente por lo que formó parte de los fragmentos que orquestaron la visión de Disney sobre el significado de la música.

El severo arcano maestro de hechiceros se llama Yensid, disney al revés en honor al mago de la animación. Incluso el peculiar movimiento de ceja del personaje se basa en los de Walt en aquellos instantes de evaluación que ofrecía a sus artistas.

Aliphant CLXXVII 

Aliphant CLXXVII. El Aprendiz de Brujo.

La Sirenita

La obra maestra que dio comienzo al resurgimiento de Disney de la década de los 90 fue sin duda “La Sirenita”. Animación cuidada, argumento efectivo y una banda sonora de Alan Menken y Howard Ashman que recuerdan la grandeza que antaño tuvo la gran fábrica de ratones son sus claves más obvias.

Por colosal que fuese el ejercicio de imaginación necesario para llevar a cabo esa proeza, la dedicación de aliphant a su oficio tampoco es desdeñable. De manera que, como queda claro en esta viñeta, todo aquello que no es real, es simplemente trabajo.

Aliphant CCCXXXVII. La Sirenita

Aliphant CCCXXXVII. La Sirenita

Homenaje a Dilbert

De todos los creadores de cómics con temas laborales, el más grande sin duda es Scott Adams con su personaje Dilbert.

Qué duda cabe que cualquier tira de temática similar rinde pleitesía a la creación de dicho autor, aunque sea tan sólo por pensar que las desventuras contidianas que suceden en el trabajo pueden llegar a ser divertidas con la dosis necesaria de ironía.

Aliphant CLXII 

Aliphant CLXII. Homenaje a Dilbert

Pitufando

Tratándose del quincuagésimo aniversario de unos personajes inmortales azules, no podía faltar Aliphant a su homenaje. No obstante, su color es algo más pálido que el de los geniecillos del belga Peyo.

En contra de la creencia de que los pitufos habitan setas, se debería precisar que, en realidad,  han desarrollado una arquitectura que imita las formas de las excreciencias de estos hongos.

De todos los pitufos con identidad diferenciada, Aliphant ha optado por la del pitufo bromista, famoso por sus explosivas sorpresas.

Aliphant CLIII

Aliphant CLIII. Arquitectura Pitufa

Cuarto Centenario

Parangón ninguno tiene cualquier otra obra de ficcion con las andanzas del Caballero de la Triste Figura. Y véase que jamás un libro que ha llenado estanterías durante cuatrocientos años ha necesitado publicidad para mantener el equilibrio de una balda o para auxiliar a un mueble desmembrado en su frágil verticalidad.

No obstante 2005 fue el año del Quijote y el centenario del libro pendiente de lectura por antonomasia, justo después de la Biblia y el manual del vídeo.

La llegada al mundo de la escena de sucedáneos inquietantes donde la imagen hace cobrar vida a aquello que debió permanecer entre la ilusión y la conjetura nos recuerda que no fue esta obra creada para representar la realidad, sino para burlarse de su coherencia y ahondar en la importancia del narrador como personaje con voluntad propia.

Y escrito esto, he aquí la viñeta:

Aliphant CXLVII 

Aliphant CXLVII. Cuarto Centenario del Quijote.

Calendario de Leo

Oriundo de Flandes, si bien su obra es mucho más conocida que su vida, el pintor Jan Van Eyck dio a la pintura al óleo el desarrollo técnico que la convertiría en hegemónica. Encuadrado en el Gótico tardío, su gusto por el detalle más minucioso hace de sus cuadros verdaderas enciclopedias visuales de la vida cotidiana del siglo XV. Sus más ínfimas pinceladas, al parecer ejecutadas con cabellos, llegaban a ilustrar las sombras de las cuentas del collar colgado en la pared o incluso minúsculos retratos dentro de los enseres que abundan en el cuadro.

De Los Esposos Arnolfini se podría escribir largo y tendido, incluso de pie o sentado, pero sería difícil explicar el misterio que encierra.  Existe la hipótesis de que el cuadro pudiera representar a la pareja algún tiempo antes  del fallecimiento de la esposa por complicaciones del embarazo.  Algunos detalles del espejo del fondo corroborarían con la simbología dicha tragedia humana.

Pero lejos de conjeturas posiblemente infundadas,  llega el momento de relacionar a Van Eyck con el signo de Leo. Dado que no se sabe con certeza la fecha de su nacimiento, se admitirá al menos que su vida transcurrió y terminó en la ciudad de Brujas.  Y Brujas mantiene orgullosa en su escudo el león de los condes de Flandes, la tierra que tantos artistas dio a un mundo en una era de descubrimientos.

Aliphant CL. Los Esposos Arnolfini 

Aliphant CL. Los Esposos Arnolfini de Van Eyck

aTRONador

La apuesta de la compañía Disney más arriesgada en los años 80 tal vez fuera una película que contaba con gráficos por ordenador y mucho retoque manual, dado el estado de la tecnología de entonces.

En 1982, TRON se crea para una generación que vio nacer los primeros “videojuegos” y va entrecomillado lo de videojuegos porque en aquella época hacía falta una verdadera labor de ingeniería informática para que un triángulo disparara un guión a un grupo de triángulos que se movía pseudo-aleatoriamente.

Tanto la estética como la música o la propia temática de TRON la convirtieron en una película de culto.

Y como nota de la viñeta en sí, si es un fallo que el vehículo avance en diagonal por la cuadrícula del plano del suelo, pero es que si se fija el lector en la firma de la derecha, comprobará que este TRON ya vive en el año 2005, es decir, cuando ya había triunfado el movimiento de liberación de los vehículos digitales ficticios.

Aliphant CXLIV

Aliphant CXLIV. Tron

Fluvey

Se podría decir que esta tira es un homenaje a la famosa obra de teatro y posterior película de James Stewart “Harvey”, en la que un simpático señor se iba presuntamente de copas con un pooka o duendecillo céltico con forma de conejo blanco de dos metros que da nombre a la película.

Aliphant, a pesar de no beber alcohol, realiza otra serie de accesos que le conducen a síntomas similares a los del personaje de Stewart, aunque con un pequeño barniz de actualidad.

Un saludo para todos los que están haciendo posible esta Expo del Agua 2008 de Zaragoza, Fluvi incluido.

Aliphant CCCXXXV. fluvey, el Pooka AbstemioAliphant CCCXXXV. Fluvey, el Pooka Abstemio. 

SuperANT

Ídolo de masas durante siete décadas, la figura de Superman adquirió un nuevo matiz por un trágico accidente. Cuando Christopher Reeve, el actor que el público asociaba con los valores del superhéroe, quedó tetrapléjico, sorprendió de nuevo a todos dando una lección de superación personal y afán de supervivencia. La heroicidad no era algo físico en él, pudo demostrar.

No obstante, el 10 de octubre de 2004, una infección acabó con su delicada y sufrida existencia, terminando con uno de los mitos del personaje: la invulnerabilidad de Superman.

Poco después de conocerse la noticia, este Aliphant fue creado como homenaje al héroe que nunca dejó de ser.

Aliphant CXXVIII

Aliphant CXXVIII. SuperAnt

Calendario de Cáncer

Nuestras carteleras se hallan tan a menudo saturadas de la vida y obra granulada de los héroes de los cómics que cuesta hacerse una idea de lo revolucionario de la obra de Lichtenstein en su momento.

Autor norteamericano que debió de pasar gran parte de su existencia deletreando su nombre, desarrolló distintos estilos hasta que consiguió el reconocimiento dentro del Pop art con sus lienzos que reproducían viñetas con puntos Benday.  Los temas no eran originales; procedían de los dibujos realizados por dibujantes como Jack Kirby o los de la clásica DC. La técnica del punteado en imprenta para conseguir mayor cantidad de colores a partir de sólo cuatro fue, al parecer, desarrollada en el siglo XIX por Benjamin Day: de ahí su nombre de puntos Benday.

Lo que realmente aportó Lichtenstein, en su creación de paneles de varios metros cuadrados pintados con la técnica del puntillismo, es la representación de los iconos de la sociedad que estaba viviendo, trasladando la forma de expresión del arte popular del cómic a su propio terreno.

¿Y la relación con Cáncer? Falleció de neumonía, así que no van por allí los tiros. No obstante, en la constelación del cangrejo se encuentra un cúmulo abierto de la Colmena para los anglosajones o del Pesebre para los latinos: una acumulación nebulosa de gran densidad de estrellas que tapizan cual cuadro puntillista lichtensteiniano aquella región del firmamento.

Aliphant CLXXV

Aliphant CLXXV. Roy Lichtenstein

Es Jack, es Jack!

No cabe duda que Tim Burton es uno de los creadores más inspirados de nuestra era. Su estética pertenece a un mundo en el que sólo él habita, pero que tiene una oficina de turismo eficaz como pocos países. Cuando nos permite visitar su realidad, sabes que todos sus promenores, tienen su razón y derecho para hallarse donde están. Somos los demás los extraños…

Aliphant, disfrazado de Jack Skeleton, se encuentra en un entorno virtual aquejado de un virus que retuerce su geometría.

Aliphant CXIX. 

Aliphant CXIX. Pesadilla antes de Navidad.

Hasta que Cambie el Viento

Imaginación al poder. La historia de la realización de esta película es fascinante como la obra en sí. Corría el año 1964 y Walt Disney consiguió su mayor éxito en imagen real -aunque combinada con animación, cómo no.

Ambientado en el Londres de Eduardo VII, en los albores del siglo XX y con la música de los hermanos Sherman, la primera Supernanny hacía uso de sus artes más brujeriles que psicológicas para solucionar los problemas de una familia modélica en aparencia.

Aypbee hace su primera caracterización en un simulador, disfrazada de Poppins mientras aliphant desciende por una escalera de humo con el traje RV.

Aliphant CXV

Aliphant CXV. Aypbee Poppins

Una Equis Marca el Lugar

Ocasionalmente, una secuela consigue superar a sus predecesoras abordando un cambio de estrategia. Indiana Jones y la La Última Cruzada conseguía recordar el espíritu socarrón de las aventuras del arqueólogo profanador con una historia que se resumía sencillamente en una lucha del Bien contra el Mal. Y como el Dr. Jones Sr. decía, no hay premio de consolación para el segundo.

Caracterizados Aliphant, Daleth y tsade como Indiana, Marcus y Elsa Schneider, la escena de la biblioteca-tumba de Venecia sesalpica de guiños antianos.

En primer lugar, los números romanos se sustituyen por ánticos. Las vidrieras marcan 3, 3 y 2, que es el número de la viñeta y los leones de piedra son reemplazados por babyphants. No obstante, no es una equis lo que marca el lugar, sino el símbolo antiano para el 2.

Si no quieres que te agujereen el suelo, es mejor no escribir nada sobre él…

Aliphant CCCXXXII. Una X Marca el Lugar 

Aliphant CCCXXXII. Una X Marca el Lugar 

Anything Goes

De la segunda película de la ahora tetralogía de Indiana Jones, El Templo Maldito, cabe destacar su inefable interés por introducir los elementos de aventura que su género representaba. Es algo más oscura con un trastorno transitorio del protagonista que lo convierte en un temible adversario, y sin embargo rebosa de humor como las entregas tercera y cuarta.

La primera escena, que hace de un tugurio en Shangai llamado Obi Wan, por supuesto en honor del personaje de Lucas,  un  teatro de Broadway donde se representa la coreografía de Anything Goes con cierto desparpajo orientalizante, se convierte tras una trepidante tensión en una batalla campal entre globos, balas y cubitos de hielo. Es el espíritu de la acción extrema.

Aliphant CCCXXXI 

Aliphant CCCXXXI. Anything Goes 

Homenaje a Lázaro Carreter

Por aquel marzo de 2004 el gran maestro de la lengua de Cervantes era Fernando Lázaro Carreter. Y es obligatorio usar la palabra “maestro” en lugar de experto o conocedor porque su sabiduría llegaba a ese nivel donde las ideas estaban tan claras en su mente que no le suponían dificultad alguna en transmitirlas e incluso fijarlas  y darles esplendor en las molleras ajenas.

Semejante conocimiento de las estructuras gramaticales de nuestra lengua estaba presente sin duda en la obra de su paisana la gran María Moliner, autora del diccionario que le dio celebridad.

En el idioma, como en tantas otras materias de nuestra existencia, nos vemos necesitados de referencias y don Fernando sabía poner el dardo en la palabra, que es precisamente como se titulaban sus artículos de corrección lingüística y a lo que Aliphant se refiere.

Optimista por naturaleza, en esta viñeta aparece Aliphant con la trompa baja en señal de duelo.

Aliphant LXXVI 

Aliphant LXXXVI. Homenaje a Lázaro Carreter 

Sólo el Impertinente Pasará.

A partir del famoso Código de Omant Elmo los tres ardides de una complejidad letal  que encierran el secreto del Gran Memorial fueron desentrañados.

Aunque las referencias al mundo indianajonesiense ya aparecieron en la décima viñeta , era todavía necesario caracterizar al elefante como el intrépido arqueólogo que “nunca encuentra sus tesoros bajo una equis”.

Un homenaje al cine con imaginación a raudales.

Aliphant LXXIV

Aliphant LXXIV. Indiana Jones y la Última Cruzada.

Popeye el Reivindicador

Recuperando su espíritu publicitario de espinacas, la mítica figura del marino de gesto adusto retorcido vuelve a los comedores de ANT para reclamar una causa que, si bien no excesivamente noble, entronca con las raíces mismas de la capacidad de elección que es la democracia.

Por otra parte, la cantina de ANT que regenta su cocinera jefa Tawant había hecho acopio de una enorme cantidad de espinacas que debían ser convenientemente despachadas en todas las recetas habidas y por haber que incluyeran este insípido vegetal.

Los antianos, famosos por sus manifestaciones tan poco espontáneas a la vez que silenciosas, conseguirán lograr sus pretensiones, tan pronto como se agote la reserva de espinacas.

Aliphant LXXIII. Popeye

Aliphant LXXIII. Popeye.