Archivo de la categoría: cine

Bella Notte

Hola, 14 de Febrero. ¿Qué puede haber más romántico que dos enamorados empujando una albóndiga con la nariz? ¿La carta de suicidio de Larra? ¿Los diez y no cien cañones por banda de Espronceda? ¿Un cuadro de Friedrich? ¿Wagner?

Lo mejor de los especiales es que no requieren mucha explicación… Bueno, tal vez una: ¿cómo se puede disfrazar una elefanta de Dama de “La Dama y el Vagabundo”?
Bella notte!

Aliphant CCCXVIII. Especial San Valentín

Aliphant CCCXVIII. Especial San Valentín 2008.

El Señor de los Añillos

Variando ligeramente el mensaje que aparece escrito en una lengua extraña y oscura en un anillo incendescente, surge el tono adecuado para elaborar un presupuesto. O ese es al menos Un Toque Tolkien que Aliphant le imprime a su trabajo.

La decimoquinta tira fue un ensayo de integración de fondo tridimensional con personajes planos. Incluso antes de llegar el color, curiosamente.

En esta viñeta se despierta uno de los rasgos más característicos de Aliphant en su labor profesional: hacer partícipes de sus propias creaciones a los mundos de fantasía que pueblan su memoria de elefante.

Aliphant XV. Un Toque Tolkien

Aliphant XV. Un Toque Tolkien.

Soylent Green

Resulta curioso recordar cómo se produjo la transición al color de las viñetas de Aliphant. En cierta forma siguió una transición suave, como la del propio cine, combinando primero un efecto, luego una tonalidad hasta llegar a la policromía de hoy en día.

Esta primera experiencia de color debía proceder de una llama, como un pequeño homenaje a La Lista de Schindler de Steven Spielberg. La escena de la llama que funde el color a la escala de grises era su forma de decir, “mi medio de expresión a partir de ahora será la película en blanco y negro, pero es completamente deliberado y puedo dejarlo cuando quiera, qué os creéis”.  O algo similar, quién sabe.

En la tira de Aliphant, en cambio, todo surgió de la forma tradicional: “hágase la luz” y con ella los millones de colores que la tarjeta gráfica dispone para recrear parte de su espectro visible.

El segundo matiz cinéfilo es la bicicleta estática que proporciona la electricidad como en la sociedad en declive de  “Cuando el Destino nos Alcance” (Soylent Green, MGM 1973). En 2022 un mundo esquilmado y superpoblado recurre a medidas extremas para garantizar la supervivencia de los seres humanos.

Aliphant XIII. Trabajo y Sinergia.

 Aliphant XIII. Trabajo y Sinergia

El Arca del Olvido

Olvidado entre los recuerdos de aquellas primeras tiras de Aliphant surgió de repente un especial de San Valentín con trasfondo cinéfilo. También era la primera vez que se le veía a Aliphant trabajar, lo cual no es desdeñable después de nueve viñetas sin mover un dedo.

La existencia de un simulador de día de San Valentín que liberaba de la necesidad de materializar los regalos atentaba contra la forma de vida antiana,-es decir, de la isla-corporación ANT-, de manera que recibió el ostracismo que se merecía. La ilustración de esa condena al olvido recordaba al inmenso almacén que cobijaría el Arca de Indiana Jones tras un sinfín de arriesgadas peripecias.

Valga con cierto adelanto sobre la fecha en ciernes este Especial de San Valentín.

Aliphant X. Especial San Valentín.

Aliphant X. Especial San Valentín

Con Faldas y a Lo Loco

Kaph, la malhumorada cafetera de Aliphant llevaba mucho tiempo rondando por chistes gráficos aislados cuando pasó a formar parte de la plantilla de ANT.

Con esta viñeta, empieza, tal vez de una forma un tanto discreta, una serie de homenajes al cine. En esta ocasión, el absurdo monólogo final de Billy Wilder de “Con Faldas y a lo Loco” (Some Like It Hot, United Artists, 1959) se transfigura en una escena en la que claramente se concluye que Nadie es Perfecto.

Aliphant VII. Nadie es Perfecto.

Aliphant VII. Nadie es Perfecto.

Especial Mortadelo y Filemón

Hay fuente innegables en todo proceso creativo. Pero, ¿qué sentido tiene negarlas cuando además uno está orgulloso de sus influencias? Este año que Aliphant llega al lustro, cumplen Mortadelo y Filemón su medio siglo de existencia.

Las portadas de los copiosos álbumes del genial Ibáñez marcaron desde un principio la pauta de las tiras de Aliphant: toda la acción se desarrolla en una viñeta, los antecedentes se deducen por el contexto y la conclusión se deja a la lógica del lector. Los malentendidos son fundamentales para crear humor y, en cierta forma, hay un choque dialéctico entre los personajes que exponen cada situación, y suele salir siempre el mismo trasquilado.

¡Enhorabuena por esos 50 años!

Aliphant CCCXIV. Especial Mortadelo y Filemón

Aliphant CCCXIV. 50ºAniversario de Mortadelo y Filemón.